Se analizan los logros y los retos de la Década de Acción de la Seguridad Vial en la Conferencia interministerial de Brasilia

Se analizan los logros y los retos de la Década de Acción de la Seguridad Vial en la Conferencia interministerial de Brasilia Se analizan los logros y los retos de la Década de Acción de la Seguridad Vial en la Conferencia interministerial de Brasilia

Autoridades de más de 140 países de reúnen estos días 18 y 19 de noviembre en la Conferencia interministerial en Brasilia con el fin de analizar y evaluar los logros conseguidos de la Década de Acción para la Seguridad Vial (2011-2020). En este sentido, se estudian  los retos conseguidos y aquello que todavía falta por lograr en lo que a la reducción de la siniestralidad vial se refiere. Los diferentes países, organizaciones e instituciones están trabajando para conseguir el ambicioso reto de reducir en un 50% el número de víctimas mortales en las carreteras en 2020.

Anualmente unos 1,24 millones de personas mueren en las carreteras y hasta 50 millones resultan gravemente heridos. Así lo destaca el informe elaborado recientemente por la Organización Mundial de la Salud y que será abordado por el Secretario General de la ONU, Sr. Ban Ki-moon. Y es que queda mucho trabajo por hacer. 

El año 2015 se sitúa en un punto intermedio, un momento idóneo para analizar qué se ha hecho en seguridad vial, qué hemos conseguido y qué podemos mejorar.

Entre los muchos trabajos realizados se destaca el elaborado en marzo de 2014 por la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Víctimas contra la Violencia Vial y la Fundación MAPFRE con la publicación del informe ‘Respuesta después de un accidente en los países iberoamericanos’definiéndose un marco y examinando la situación de las víctimas en 13 países de América Latina, Portugal y España. 

También se hace referencia al primer foro internacional sobre la seguridad de los niños en carretera y que fue puesta en marcha por la Fundación Gonzalo Rodríguez en Uruguay en mayo de 2014, con el apoyo de la Fundación FIA y la Fundación MAPFRE. El objetivo es promover la seguridad de los niños en las carreteras y difundir las buenas prácticas en seguridad de Uruguay y otros países de América Latina y el Caribe. El foro, que contó con más de 200 participantes, dio lugar a la Declaración de Montevideo, en el que se pidieron acciones inmediatas para garantizar la seguridad de los más pequeños en carreteras de todo el mundo.

Igualmente se hace referencia al estudio de investigación sobre sistemas de retención infantil en América Latina y el Caribe en el que se analiza y aborda la obligatoriedad de estos sistemas en países como Argentina, Chile, Paraguay, Perú o Uruguay. El informe es de junio de 2014 y ha sido realizado por la Fundación Gonzalo Rodríguez y la Fundación MAPFRE. Podéis encontrar todos estos informes y muchos trabajos más en el apartado de investigación del Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE

Entre las conclusiones del informe elaborado por la ONU se destaca que es necesaria una mayor acción para cumplir los retos del Decenio, especialmente, se remarca la importancia de implantar acciones dirigidas a la protección de los usuarios más vulnerables de la vía, promulgando y aplicando leyes encaminadas a la seguridad vial, trabajando en la situación del vehículo y la seguridad de las infraestructuras.

Sin duda, el apoyo financiero sigue siendo un desafío. Se necesitan más fondos para apoyar actividades de seguridad vial. Además, para garantizar el objetivo de salvar 5 millones de vidas, se recomienda a los estados miembros, de cara a la próxima Asamblea General, lo siguiente:

  • Comenzar o continuar con la implantación de un sistema de gestión bueno en materia de seguridad vial, incluyendo un organismo recto; la cooperación entre los diferentes departamentos de carretera, transporte, policía, justicia, salud y educación; el desarrollo de planes nacionales de seguridad vial de acuerdo con el Plan Mundial del Decenio; y el establecimiento de objetivos cuantitativos para reducir los heridos y víctimas mortales.
  • Acceder a los instrumentos jurídicos internacionales de las Naciones Unidas sobre seguridad vial (Convenios de 1968 sobre circulación en carreteras y señalización).
  • Desarrollar una legislación exhaustiva sobre los riesgos y los factores de protección, proteger a los transeúntes y a las primeras personas que llegan a un accidente, así como reforzar la aplicación. El objetivo es incrementar en un 50% el número de países con una legislación completa y general en seguridad vial. 
  • Fortalecer la aplicación de la legislación y los esfuerzos para su promoción.
  • Mejorar la calidad de los datos de seguridad vial, especialmente en su recopilación. 
  • Fortalecer y mejorar la atención pre-hospitalaria, servicios de traumatología y rehabilitación.
  • Mejorar la infraestructura, con estándares mínimos de tres estrellas y auditorías de seguridad vial para toda nueva construcción de carreteras.
  • Ampliar los fondos para la seguridad vial y desarrollar mecanismos de financiación sostenibles e innovadores. 
  • Asegurar el apoyo político y el compromiso financiero para los objetivos de desarrollo sostenible con el fin de lograr el ambicioso objetivo de reducir a la mitad el número de muertes de tráfico en 2020. 
  • Celebrar el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico.