¿Por qué debo encender las luces de cruce durante el día?

¿Por qué debo encender las luces de cruce durante el día? ¿Por qué debo encender las luces de cruce durante el día?

¿Has visto que algunos coches van con las luces de cruce encendidas durante el día? No es porque se les haya olvidado quitarlas. Ni mucho menos. Todo lo contrario. Desde febrero de 2011, es obligatorio por Directiva Comunitaria que todos los vehículos que salen de fábrica vayan equipados con sistemas LCD, lámparas de bajo consumo y automáticas al arranque. Por ello, cada vez que se arranca un vehículo se encienden las luces. Si todavía no cuentas con un coche de estas características, te damos algunos motivos para llevar las luces de cruce encendidas no sólo durante la noche sino también durante las horas de sol. 

El objetivo principal de llevar las luces diurnas o las luces de cruce encendidas es hacerse visible al resto de usuarios de la vía en una época del año en que las horas de luz solar disminuyen (anochece antes) y las condiciones meteorológicas reducen la visibilidad. Y es que llega el frio, las lluvias, las nieve… De hecho, es una de las recomendaciones que la Dirección General de Tráfico (DGT) realiza todos los años ante el cambio de horario que hemos realizado recientemente. 

Si no contamos con un vehículo que tenga incorporado de serie las luces de conducción diurna, llevar encendida la luz de cruce del coche durante el vía cuando circulemos por carretera hace que veamos mejor y que, además, seamos más visibles para el resto de usuarios, tanto conductores de otros vehículos como peatones o ciclistas. Y es que evitamos atropellos y colisiones que se pueden producir por no darse cuenta de la presencia de otro vehículo.

Recordamos que con luces encendidas, un vehículo oscuro es visto 170 metros antes respecto a uno que no las lleva puestas. ¿El motivo? El incremento del contraste visual entre los vehículos y su entorno.

La utilización del alumbrado diurno es obligatoria durante todo el año y en todas las vías en algunos países de la Unión Europa como Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia, Dinamarca, República Checa o Polonia, tal y como indican desde la DGT. En cambio, en otros países sólo es obligatorio en algunas vías y en determinadas estaciones del año. En lo que respecta a España, se trata de una recomendación y no se trata de una norma obligatoria. Sin embargo, sus ventajas son importantes.

Entre sus beneficios encontramos el aumento de la distancia de detección, lo que permite a los conductores que lleven las luces encendidas o los LCD mayores márgenes de seguridad en los adelantamientos.  También mejora la identificación de los vehículos y las estimaciones sobre la velocidad. 

Recordamos que es obligatorio utilizar la luz de cruce siempre que circulemos por la noche y en todas las vías. Igualmente, debemos llevarlas puestas en túneles, carriles reversibles, adicionales y habilitados para circular en sentido contrario. También es obligatorio llevarlas en todas las vías con niebla, lluvia abundante, nevada o nubes de polvo o humo.