¿Puedo echar marcha atrás si me equivoco de dirección?

¿Puedo echar marcha atrás si me equivoco de dirección? ¿Puedo echar marcha atrás si me equivoco de dirección?

Echar marcha atrás. Se trata de una maniobra que, en numerosas ocasiones, dudamos a la hora de realizarla: ¿puedo hacerla en esta situación? ¿Pueden sancionarme si la hago mal? ¿Cómo debo llevar a cabo esta maniobra de manera correcta? En ‘Seguridad Vial para Mayores’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE repasamos qué dice la normativa al respecto. Resolverá todas vuestras dudas. 

El artículo 31 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial lo deja claro: se prohíbe circular hacia atrás, salvo en los casos en que no sea posible marchar hacia adelante ni cambiar de dirección o sentido de marcha, y en las maniobras complementarias de otra que las exija (como estacionar, parar o incorporarse a la circulación), y siempre con el recorrido mínimo indispensable para efectuarla. También se prohíbe la maniobra de marcha atrás en autovías y autopistas. 

En este sentido, el artículo 80 del Reglamento de Circulación recoge que, siempre que se pueda echar marcha atrás, no se podrá recorrer más de 15 metros ni invadir un cruce de vías

Este mismo artículo indica que las infracciones a las normas de este precepto, cuando constituyan un supuesto de circulación en sentido contrario al estipulado, tendrá la consideración de muy graves, por lo que sí nos pueden multar en caso de hacerlo de manera inapropiada o incorrecta.

¿Cómo ejecutar la maniobra de marcha atrás? Debemos tener en cuenta que deberá efectuarse lentamente, después de haberlo advertido con las señales preceptivas y de haberse cerciorado, incluso bajándose del vehículo si es necesario, o siguiendo las indicaciones de otra persona, si fuera preciso, de que, por las circunstancias de visibilidad, espacio y tiempo necesarios para efectuarla, no va a constituir peligro para los demás usuarios de la vía.

El conductor de un vehículo que pretenda dar marcha hacia atrás deberá advertir su propósito con la correspondiente luz de marcha atrás (se enciende en cuanto ponemos la palanca de marchas en esta posición). En caso de no disponer de ella, debemos extender el brazo horizontalmente con la palma de la mano hacia atrás.

Igualmente, deberá efectuar la maniobra con la máxima precaución y detendrá el vehículo con toda rapidez si oyera avisos indicadores o se apercibiera de la proximidad de otro vehículo o de una persona o animal. También deberá dejar de realizar esta marcha atrás tan pronto lo exija la seguridad, desistiendo de la maniobra si fuera preciso. De esta forma, se evitan posibles accidentes. No olvidemos que cuando echamos marcha atrás nuestra visión se ve especialmente reducida, contando con numerosos puntos muertos. Solicita ayuda, si es preciso.