La velocidad sigue siendo uno de los principales problemas para la seguridad vial

La velocidad sigue siendo uno de los principales problemas para la seguridad vial La velocidad sigue siendo uno de los principales problemas para la seguridad vial

Los conductores seguimos pisando el acelerador más de la cuenta. A pesar de los muchos esfuerzos que se realizan en materia de concienciación y al mayor compromiso y responsabilidad de muchos conductores, la velocidad ha sido un factor concurrente en el 16% de los accidentes mortales de 2014. Por este motivo, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha una campaña especial de vigilancia y de concienciación sobre la velocidad excesiva o inadecuada duplicando los controles, especialmente en carreteras convencionales.

El elevado número de desplazamientos, tanto de largo como de corto recorrido, que se producen en verano, así como el elevado índice de siniestralidad vial, han llevado a la Dirección General de Tráfico a poner en marcha desde este lunes 20 de julio y hasta el próximo domingo 26 de julio una campaña especial para intensificación de la vigilancia y control de la velocidad.

Durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil duplicarán los controles para vigilar que los conductores cumplen los límites establecidos en las carreteras, en especial en los más de 140.000 km. de vías convencionales que hay en España, carreteras que presentan un mayor riesgo vial y que registran 8 de cada 10 fallecidos. Tráfico contará con ayuda desde el aire gracias a sus seis Pegasus (helicóptero-radar).

En España, con los datos ya consolidados de 2014, más de 7.000 accidentes con alguna víctima tuvieron la velocidad inadecuada como factor concurrente, convirtiéndose dicho elemento en el componente fundamental que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente de tráfico. Además, en el caso de los accidentes mortales, en un 16% de ellos, la velocidad fue un factor concurrente.

Además, según la Dirección General de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea, la velocidad es un factor determinante en el 30% de los accidentes mortales y el exceso de la misma aumenta tanto el riesgo de sufrir accidentes como la probabilidad de sufrir lesiones de carácter grave e incluso morir.

Esta misma situación se produce también en el caso de atropellos a peatones, según la OMS a partir de 80km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve en caso de atropello. A una velocidad de 30 km/h el riesgo de muerte del peatón se reduce al 10%. En este sentido, el informe “Gestión de Velocidad” (OCDE y ECMT), el peatón de más edad tiene mayor probabilidad de sufrir heridas graves o mortales que el joven por su mayor debilidad física.

La canción más cara del mundo

Además, la DGT continúa con su campaña de concienciación. En este caso, “las gafas más caras del mundo” van a ceder el protagonismo a un nuevo objeto que en este caso es una canción, con un mensaje muy claro: "porque cambiar una canción mientras conduces puede producir consecuencias importantes para todos". La canción sirve de ejemplo de distracción, distracción que suele estar asociada no solo con salidas de vía, sino con aumentos de velocidad en torno a la acción que distrae.