¿Cómo debemos circular en pasos a nivel, puentes móviles o túneles?

¿Cómo debemos circular en pasos a nivel, puentes móviles o túneles? ¿Cómo debemos circular en pasos a nivel, puentes móviles o túneles?

Ni todas las carreteras son rectas ni tampoco debemos conducir siempre de la misma forma. ¿Recuerdas cómo debemos circular si nos encontramos con pasos a nivel, puentes móviles o túneles? En ‘Seguridad Vial para Mayores’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, vamos a hacer un repaso por lo que dice el Reglamento de Circulación al respecto. Recuerda que es importante refrescar conocimientos.

Las normas generales sobre pasos a nivel, puentes móviles y túneles están presentes en los artículos 95, 96 y 97 del Reglamento de Circulación

En primer lugar, es importante extremar la prudencia y reducir la velocidad por debajo de la máxima permitida al aproximarse a un paso a nivel o a un puente móvil. En éste último, si nos encontramos con que está cerrado o con la barrera o semibarrera en movimiento, deberemos detener nuestro vehículo en el carril correspondiente hasta que tengamos el paso libre. 

Podemos encontrarnos estos pasos con puente móvil especialmente en las vía de tren. Si vemos que tenemos total libertad para pasar, tendremos que hacerlo sin demora. Es importante haberse cerciorado previamente que, por las circunstancias de la circulación o por otras causas, no existe riesgo de quedar inmovilizado dentro del paso.

Recordamos que aquí está completamente prohibido parar, estacionar, cambiar el sentido de la marcha, marchar hacia atrás y adelantar. Además, siempre debemos utilizar el alumbrado correspondiente, en muchos casos la luz de cruce. 

Cuando no se pretenda adelantar, deberá mantenerse en todo momento una distancia de seguridad con el vehículo precedente de, al menos, 100 metros o un intervalo mínimo de cuatro segundos. En el caso de vehículos cuya masa máxima autorizada sea superior a 3.500 kilogramos, la distancia de seguridad que deberá guardar con el vehículo precedente será de, al menos, 150 metros o un intervalo mínimo de seguridad de seis segundos.

En los túneles o pasos inferiores con circulación en ambos sentidos, está prohibido el adelantamiento, salvo que exista más de un carril para su sentido de circulación, en los que se podrá adelantar sin invadir el sentido contrario.

Desde ‘Seguridad Vial para Mayores’ queremos incidir en que los conductores y usuarios que circulen por un túnel o paso inferior deberán obedecer las indicaciones de los semáforos y los paneles de mensaje variable, así como seguir las instrucciones que puedan llegar a través de megafonía o cualquier otro medio.

El Reglamento indica claramente que ningún usuario de la vía deberá penetrar en un paso a nivel cuyas barreras o semibarreras estén atravesadas en la vía o en movimiento para levantarse o colocarse atravesadas, o cuando sus semáforos impidan el paso con sus indicaciones de detención. En caso de no contar con barreras, tampoco se podrá penetrar si antes no se ha cerciorado de que no se acerca ningún vehículo sobre los raíles. 

¿Qué ocurre si un vehículo queda detenido en un paso a nivel o se produce caída de la carga? En este caso, el conductor está obligado a desalojar rápidamente el vehículo (y a todos sus ocupantes) para dejar el paso expedito en el menor tiempo posible. Si no lo consigue, deberá procurar que tanto los maquinistas como los conductores del resto de los vehículos que se aproximen queden advertidos de la existencia de peligro con lo suficiente antelación. Esto mismo se aplicará si el vehículo queda detenido en un puente móvil.

En caso de quedar inmovilizado dentro de un túnel o paso interior, el conductor deberá apagar el motor, conectar la señal de emergencia y mantener encendidas las luces de posición. Si podemos, dirigiremos el vehículo hacia la zona reservada para emergencia más próxima en el sentido de su marcha. De no existir, inmovilizaremos el vehículo lo más cerca posible al borde derecho de la calzada. Además, debemos colocar correctamente sobre la calzada los dispositivos de preseñalización de peligro y solicitar auxilio a través del poste de socorro (poste SOS) más próximo, si existe, y seguir las instrucciones que nos indiquen.

Todos los ocupantes deben abandonar el vehículo y dirigirse rápidamente al refugio o salida más cercana. Si se trata de una avería que permite la marcha del vehículo, se deberá continuar hasta la salida del túnel o paso inferior.

En caso de incendio, el conductor aproximará su vehículo todo lo posible hacia su derecha para no obstruir el paso a los vehículos de emergencia. Apagará el motor y dejará la llave puesta y las puertas abiertas. Tanto el conductor como los demás ocupantes abandonarán el vehículo dirigiéndose rápidamente al refugio o salida más próximos, en sentido contrario al del fuego, sin que en ningún caso se transite por la calzada si existen zonas excluidas a la circulación de vehículos.

Sin embargo, si nuestro vehículo ha quedado inmovilizado en el interior de un túnel o paso inferior por motivos del tráfico, advertiremos de la situación al resto de conductores con la señal de emergencia y mantendremos encendidas las luces de posición y apagaremos el motor. Debemos procurar detenernos lo más lejos posible del vehículo que nos precede.