¿Sales a andar durante el invierno? Consejos para evitar accidentes

¿Sales a andar durante el invierno? Consejos para evitar accidentes ¿Sales a andar durante el invierno? Consejos para evitar accidentes

Con el objetivo de seguir en forma, muchas son las personas que mantienen el buen hábito de salir a andar también durante los días de invierno. Abrigados, con ropa cómoda y apropiada y respetando siempre las normas de tráfico, es una forma ideal para no perder la costumbre y seguir en buen estado físico. En ‘Seguridad Vial para Mayores’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, os damos unas recomendaciones útiles sobre cómo salir a andar y qué debemos tener en cuenta.

  • Ropa adecuada. Es importante elegir la ropa idónea para salir a andar. Aunque fuera haga frio, si andamos de una manera continuada y ligera, podemos entrar rápidamente en calor. Abrígate lo suficiente pero tampoco en exceso. Procura además llevar ropa con colores vivos o claros. Lo ideal es llevar elementos reflectantes en la vestimenta para ser más visibles. Estos elementos pueden ser desde unas zapatillas llamativas hasta una banda en el brazo.
  • Ir por zonas peatonales. Los peatones están obligados a transitar por la zona peatonal, salvo cuando ésta no exista o no sea practicable. En caso de no contar con zona peatonal, podemos ir por el arcén o, en su defecto, por la calzada. A pesar de todo, se puede ir por arcén o por la calzada (aunque haya zona peatonal): si se lleva algún objeto voluminoso o se empuja o arrastra un vehículo de reducidas dimensiones que no sea de motor, si su circulación por la zona peatonal o por el arcén pudiera constituir un estorbo considerable para los demás peatones; todo grupo de peatones dirigido por una persona o que forme cortejo; y el impedido que transite en silla de ruedas con o sin motor, a velocidad del paso humano.
    El Reglamento de Circulación también indica que todo peatón debe circular por la acera de la derecha con relación al sentido de su marcha, y cuando circule por la acera o paseo izquierdo debe ceder siempre el paso a los que lleven su mano y no debe detenerse de forma que impida el paso por la acera a los demás, a no ser que resulte inevitable para cruzar por un paso de peatones o subir a un vehículo.
    Fuera de poblado y en tramos de poblado incluidos en el desarrollo de una carretera que no disponga de espacio especialmente reservado para peatones, como norma general, la circulación de éstos se hará por la izquierda. No obstante, la circulación de peatones se hará por la derecha cuando concurran circunstancias que así lo justifiquen por razones de mayor seguridad.
  • En poblado, los peatones podemos ir por cualquier lado, derecha o izquierda. Recordamos que queda prohibida la circulación de peatones por autopistas y autovías, salvo en determinadas excepciones (accidente de tráfico, auxilio, grúas…).
  • Hidratación. Aunque nos encontremos en invierno, la hidratación es muy importante. Procura mantenerte hidratado durante todo el paseo.
  • Cruza siempre por el lugar adecuado. Siempre debemos cruzar por el paso de peatones. Mira bien antes de cruzar y no lo hagas hasta que todos los vehículos se hayan detenido.
  • Precaución durante la noche. Debido a las horas de menor sol es probable que se nos haga de noche mientras paseamos. Aquí es todavía más importante contar con un elemento luminoso o reflectante. Lo ideal es que sea visible a una distancia mínima de 150 metros para que los conductores que se aproximen sean conscientes de tu presencia. Si es fuera de poblado y vas en grupo, una persona tendrá que llevar, además, en el lado más próximo al centro de la calzada, las luces necesarias para precisar su situación y dimensiones, las cuales serán de color blanco o amarillo hacia adelante y rojo hacia atrás y, en su caso, podrán constituir un solo conjunto.