Tráfico realizará más de 25 mil controles diarios de alcohol y drogas durante una semana

Tráfico realizará más de 25 mil controles diarios de alcohol y drogas durante una semana Tráfico realizará más de 25 mil controles diarios de alcohol y drogas durante una semana

Entre el 6 y 12 de junio la Dirección General de Tráfico va realizar más de 25.000 controles diarios de alcohol y drogas a conductores. Se trata de la última campaña puesta en marcha por la DGT para evitar que se sigan produciendo accidente de este tipo y concienciar a la sociedad sobre los riesgos. Y es que en 2015 más de 105.000 conductores dieron positivo en los controles de alcohol y drogas realizados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

El alcohol y las drogas causan casi un tercio de los accidentes mortales. Por este motivo, cualquier conductor podrá ser sometido a un control de alcohol y drogas en cualquier punto de la carretera y a cualquier hora del día. Además, Tráfico ha indicado que pondrá especial énfasis en los colectivos policonsumidores,  aquellos conductores que se ponen al volante habiendo consumido ambas sustancias.

Tráfico también ha invitado a los ayuntamientos de más de 25.000 habitantes para que se sumen a la campaña, con el establecimiento de controles en sus respectivos cascos urbanos.

En 2015, más de 105.000 conductores dieron positivo en los controles de alcohol y drogas que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizaron en vías interurbanas. A estas cifras hay  que sumar la de los controles que realizan las distintas policías locales y autonómicas en su ámbito de actuación.

La memoria anual del Instituto Nacional de Toxicología muestra que el 39,09% (240) de los 614 conductores fallecidos y analizados por dicho organismo tenían presencia en sangre de alcohol, drogas o psicofármacos. En el caso de los peatones analizados (173), este porcentaje asciende al 40% (69).

En este sentido, el informe “Conducción y Drogas. Factores subyacentes a los comportamientos de riesgo”, que han realizado la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción (FAD) y Fundación MAPFRE,analiza lo que los jóvenes piensan y perciben acerca de los riesgos asociados a la conducción. Destaca el hecho de que 6 de cada 10 personas declara haberse subido en los últimos seis meses a un vehículo cuyo conductor ha consumido alcohol y más del 30% lo ha hecho en un vehículo cuyo conductor ha consumido porros, cocaína y pastillas, entre otras sustancias.

Además, aunque la mayoría declara que en los últimos seis meses “nunca” ha conducido bajo los efectos de sustancias, un porcentaje muy importante de conductores ha conducido “alguna vez” bajo los efectos de las drogas, cerca del 36% en el caso del alcohol y alrededor de un 10%, en el caso del cannabis, cocaína y otro tipo de drogas. Destaca el hecho de que muchas de estas personas son hombres, de entre 25 y 30 años, que trabajan o compaginan estudios y trabajo, que residen en entornos rurales, y que son conductores habituales.

En este artículo respondemos a las principales dudas que nos pueden surgir acerca de los controles de drogas. No olvidemos que la Ley de Tráfico y Seguridad Vial indica que aquellos conductores de cualquier vehículo con presencia de drogas en el organismo no pueden circular por las vías. Además, añade que “el conductor de un vehículo está obligado a someterse a las pruebas para la detección de alcohol o de la presencia de drogas en el organismo, que se practicarán por los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico en el ejercicio de las funciones que tienen encomendadas. Igualmente quedan obligados los demás usuarios de la vía cuando se hallen implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción conforme a lo tipificado en esta ley”.

Esto quiere decir que como peatón también podemos ser requeridos para someternos a un control de drogas cuando nos veamos implicados en un siniestro de tráfico o hayamos cometido una infracción. Como conductor estamos obligados en todos los casos.

La negativa a someterse a un control puede conllevar prisión de 6 meses a 1 año y privación del derecho a conducir de 1 a 4 años.