Respondemos a las principales dudas sobre los controles de drogas

Respondemos a las principales dudas sobre los controles de drogas Respondemos a las principales dudas sobre los controles de drogas

¿En qué momento puedo ser requerido para un control de alcohol y drogas? ¿Estoy obligado? ¿Qué tipo de prueba se realiza? ¿También pueden hacerme un control si soy peatón? ¿Qué ocurre si estoy tomando medicación prescrita por un doctor? La Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido plantar cara a la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas. De hecho, la DGT tiene previsto realizar durante este año más de 120.000 pruebas de detección de sustancias psicoactivas entre conductores en vías interurbanas de toda España. 

Nada menos que 120 mil controles en todo el país, excepto País Vasco y Cataluña, donde tienen competencias transferidas y que realizarán sus propias pruebas. Trafico quiere incrementar así en un 38% las pruebas realizadas en 2016 respecto a las realizadas en 2015, por lo que las posibilidades de tener que someterse a uno de estos controles aumentan.

Y es que la presencia de estas sustancias entre muchos conductores es más que evidente. Los últimos datos ofrecidos por el Ministerio del Interior indican que los resultados de las pruebas realizadas en 2015 revelaron que el 59% de los conductores que habían cometido alguna infracción dieron positivo a drogas ilegales, así como un 33% de los conductores evaluados en controles preventivos.  

Además, el informe “Conducción y Drogas. Factores subyacentes a los comportamientos de riesgo”, que ha realizado Fundación MAPFRE junto con la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción (FAD) entre jóvenes de 16 y 30 años, revela que  6 de cada 10 declara haberse subido en los últimos seis meses a un vehículo cuyo conductor ha consumido alcohol, y más del 30 por ciento lo ha hecho en un vehículo cuyo conductor ha consumido porros, cocaína y pastillas, entre otras sustancias. Lo llamativo es que entre un 1 y un 4 por ciento de los jóvenes ve dichos comportamientos como “habitual”.

¿Estamos obligados a someteros a controles de drogas tanto como conductor como peatón?

La Ley de Tráfico y Seguridad Vial en su artículo 14 indica que aquellos conductores de cualquier vehículo con presencia de drogas en el organismo no pueden circular por las vías. Además, añade que “el conductor de un vehículo está obligado a someterse a las pruebas para la detección de alcohol o de la presencia de drogas en el organismo, que se practicarán por los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico en el ejercicio de las funciones que tienen encomendadas. Igualmente quedan obligados los demás usuarios de la vía cuando se hallen implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción conforme a lo tipificado en esta ley”. 

Esto quiere decir que como peatón también podemos ser requeridos para someternos a controles de drogas cuando nos veamos implicados en un siniestro de tráfico o hayamos cometido una infracción. Como conductor estamos obligados en todos los casos.

La negativa a someterse a un control puede conllevar prisión de 6 meses a 1 año y privación del derecho a conducir de 1 a 4 años. 

¿Puedo ser sancionado si tomo medicación?

Esta misma ley excluye aquellas sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica, siempre que se esté en condiciones de utilizar el vehículo conforme a la obligación de diligencia, precaución y no distracción.

En todo caso, recomendamos leer detenidamente el prospecto y consultar la idoneidad para conducir con el médico. Si ve que sus capacidades se ven mermadas, lo mejor es no correr riesgos. Más que por la sanción, por el hecho de evitar posibles accidentes.

¿En qué consiste la prueba?

Para la detección de la presencia de drogas en el organismo se realiza una prueba salival mediante un dispositivo autorizado. Posteriormente se realiza un análisis de la muestra salival en cantidad suficiente.

Cuando existan razones justificadas que impidan realizar estas pruebas de drogas, se podrá ordenar el reconocimiento médico del sujeto o la realización de los análisis clínicos que los facultativos del centro sanitario al que sea trasladado estimen más adecuados.

¿Puedo pedir que me repitan la prueba?

La normativa indica que, a efectos de contraste y a petición del interesado, se podrán repetir las pruebas para la detección de alcohol o de drogas, que consistirán preferentemente en análisis de sangre, salvo causas excepcionales debidamente justificadas. Si la prueba de contraste da resultado positivo, el coste será abonado por el interesado.

¿Qué sanción conlleva conducir bajo los efectos de las drogas?

Por vía administrativa, como puede ser en un control preventivo, la sanción es de 1000 euros y la detracción de 6 puntos del carnet de conducir.

Sin embargo, por vía penal, cuando se han dado signos manifiestos de conducir bajo sus efectos, conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas (te paran y te realizan el control por tu comportamiento de riesgo), la pena de prisión puede ser de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajo en beneficio de la comunidad, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.