¿Se encuentran las carreteras españolas en buen estado?

¿Se encuentran las carreteras españolas en buen estado? ¿Se encuentran las carreteras españolas en buen estado?

Si tuviéramos que ponerle nota a las carreteras españoles, ¿qué calificación les daríamos? La Asociación Española de la Carretera (AEC) ha examinado el estado de la red viaria y su puntuación ha sido de ‘suspenso’. Y es que consideran que actualmente hay un déficit que superan los 6.600 millones de euros. De hecho, avisan de que si no se actúa de forma urgente, antes de 2020 será necesario reconstruir buena parte de la red.

Tal y como recoge el informe sobre ‘Necesidades de Inversión en Conservación’, elaborado por la AEC, entre 2005 y 2015 la conservación de la red viaria ha pasado del aprobado “por los pelos” al deficiente, calificación que se repite en estos diez años con una preocupante tendencia a la baja.

Según dicho informe, una de las mayores preocupaciones es precisamente el estado del pavimento, tanto en la Red de Carreteras del Estado como en la Red Autonómica, obteniendo una calificación media de “deficiente” en ambos casos. Es especialmente llamativo el deterioro del pavimento en las carreteras autonómicas, las cuales han empeorado su nota en un 11,5% respecto a 2013. Las vías estatales han bajado su calificación en un 4%.

En cuanto al déficit, el pavimento necesita una inversión de 6.217 millones de euros para el conjunto de las carreteras españolas. De ellos, la Red del Estado, de 25.974 kilómetros de longitud, precisa de 1.917 millones, y la Red Autonómica (75.446 kilómetros) de 4.300 millones.

En lo que respecta al firme, la AEC indica que ha registrado una pérdida de 38 puntos con respecto a la auditoría realizada en 2005. Por lo que se refiere a las carreteras autonómicas, el pavimento obtiene 71 puntos menos que hace 10 años.

También suspende la señalización vertical con una nota de 4,8 en las carreteras del Estado y un 4,5 en las vías autonómicas. Además, el informe de la AEC indica que, actualmente, es necesario renovar 108.000 señales de código en la Red del Estado, una malla en la que alrededor de 62.000 señales superan la edad de siete años (período de garantía otorgado por los fabricantes para las láminas retroreflectantes), lo que se traduce en que, si bien durante el día la señal se muestra en un estado de conservación adecuado, por la noche su visibilidad no está garantizada, ya que el material retroreflectante está caducado.

En la Red autonómica sería necesario cambiar 280.000 señales, lo que supone una inversión de 59 millones de euros. Hay que añadir 154.000 euros para las señales cuyo material retroreflectante ha caducado.

La señalización horizontal cuenta con un ligero aprobado con un 5,5. La Red del Estado tiene una mejor nota con un 6,4, frente al 5,2 de las autonómicas. A pesar de todo, el informe concluye que deberían repintarse las marcas viales de 40.000 kilómetros de carreteras en España, un total de 4.350 kilómetros en el caso de la red del Estado, y cerca de 35.500 kilómetros en las vías autonómicas. El coste total de esta actuación asciende a 77 millones de € (8 y 69 millones, respectivamente).

En cuanto a las barreras metálicas ya instaladas, consiguen un 4,6 en las carreteras Estatales y un 4,3 en las Autonómicas, siendo necesario invertir 229 millones de euros.

El balizamiento es el apartado que consigue una mejor puntuación. Consiguen un 7,7 para la Red del Estado, y 6,8 en las carreteras autonómicas.

Sin embargo, la iluminación continúa siendo un punto débil. Solo el 11% de las luminarias en funcionamiento registran rangos adecuados de iluminancia. De hecho, del 89% de las luminarias que registran rangos inadecuados de iluminancia, el 11% lo son por exceso (afectando a la eficiencia energética) y el 78% por defecto (repercutiendo en la seguridad del tráfico).