‘Objetivo Cero Drogas’: ¿Qué estrategia preventiva ayudará a reducir el número de conductores bajo los efectos de las drogas?

‘Objetivo Cero Drogas’: ¿Qué estrategia preventiva ayudará a reducir el número de conductores bajo los efectos de las drogas? ‘Objetivo Cero Drogas’: ¿Qué estrategia preventiva ayudará a reducir el número de conductores bajo los efectos de las drogas?

El porcentaje de conductores que da positivo en los controles de drogas es mayor que el número de conductores que da positivo en alcohol. ¿Por qué se produce este hecho? ¿Somos conscientes de los riesgos? ¿Qué medida podría resultar eficaz? El estudio “Conducción y Drogas. Factores subyacentes a los comportamientos de riesgo”realizado por Fundación MAPFRE y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), analiza la opinión de los conductores jóvenes al respecto.

Seis de cada diez personas declara haberse subido en los últimos seis meses a un vehículo cuyo conductor ha consumido alcohol, y más del 30% lo ha hecho en un vehículo cuyo conductor ha consumido porros, cocaína y pastillas, entre otras sustancias. Así lo revela el estudio tras conocer la opinión de conductores jóvenes de 16 a 30 años

Sin embargo, no se trata por información. Un 94,7% declara tener “mucha o suficiente” información sobre los efectos del alcohol del volante. Parecido ocurre con el tema de las drogas, que se sitúa en el 82%.

Las campañas publicitarias (67,1%) y las noticias emitidas por los medios de comunicación (59,1%) nutren principalmente a los jóvenes de estas informaciones sobre drogas y conducción. La formación en los centros de enseñanza también parece ser una vía principal, pues casi la mitad de los jóvenes la mencionan (48%). También destacan en un 32% los amigos y conocidos, en un 26,1% la familia y en un 20% la Policía

En este sentido, los jóvenes consideran que las campañas de prevención tienen una amplia credibilidad (más del 80% de los jóvenes así lo afirman). Además, un 58% considera que son “muy” eficaces, frente al 39% que indica que son “poco” o “nada eficaces” (aquí destacan los conductores que tienen más antigüedad en el carnet de conducir y los conductores habituales)

¿Qué estrategia preventiva es más útil? La educación en las aulas es la primera con un 73,8%. Por el contrario, la política sancionadora por medio de multas convence a menos de la mitad de los jóvenes, un 43%. Un 43,0% indica que son las campañas de publicidad.

¿Qué elementos serían los más efectivos a la hora de diseñar una campaña de prevención? Para el 64,1% de los jóvenes entrevistados es importante explicar el daño que puedes hacer a otras personas, mientras que el 57,6% cree que se debe informar más y mejor

Además, un 40,7% cree que se debe recordar el sufrimiento que puedes causar a tu hijo/a, y el 39,8% que se debe apelar a la responsabilidad de los conductores. Un 38,2% aboga por despertar el miedo a tener accidentes.

Desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se aboga por más campañas de concienciación y controles a pie de carretera. Sólo en 2015, Tráfico ha impuesto 25 mil sanciones con detracción de puntos por haber dado positivo en drogas. Sin embargo, menos de la mitad corresponde a personas de entre 16 y 30 años, tal y como recordaba su directora María Seguí. En este sentido, para este 2016 se van a destinar 12 millones de euros para el control de drogas. Así, se esperan realizar en torno a 120 mil controles.

Pueden encontrar más artículos sobre drogas y conducción en los siguientes canales de Fundación MAPFRE: