Repasamos los límites de velocidad

Repasamos los límites de velocidad Repasamos los límites de velocidad

¿A qué velocidad tengo que ir por esta vía con mi coche? ¿Y si voy en moto? Cumplir los límites de velocidad es importante. Y es que si nos indican que tenemos que ir a una velocidad determinada es por una razón: seguridad. En ‘Seguridad Vial para Mayores’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, hacemos un repaso por los principales límites de velocidad.

Para poder conocer los límites máximos de velocidad fijados por la ley tenemos que referirnos al Reglamento de Circulación. El artículo 45 indica que “todo conductor está obligado a respetar los límites de velocidad establecidos y a tener en cuenta, además, sus propias condiciones físicas y psíquicas, las características y el estado de la vía, del vehículo y de su carga, las condiciones meteorológicas, ambientales y de circulación, y, en general, cuantas circunstancias concurran en cada momento, a fin de adecuar la velocidad de su vehículo a ellas, de manera que siempre pueda detenerlo dentro de los límites de su campo de visión y ante cualquier obstáculo que pueda presentarse”.

Por supuesto, debemos tener en cuenta que podemos encontrarnos con determinados tipos de vía con unos límites de velocidad específicos. En estos casos no podemos sobrepasar los límites marcados. Suelen estar indicados por señal fija o variable. Cuando no haya señalización específica, nos regiremos por la genérica, que es la siguiente:

Velocidades máximas en vías fuera de poblado

  • Para automóviles:

  • En autopistas y autovías: los turismos y motocicletas no podrán ir a más de 120 kilómetros por hora; mientras que los autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables no podrán superar los 100 kilómetros por hora. Los camiones, vehículos articulados, tractocamiones, furgones y automóviles con remolque de hasta 750 kilogramos tienen limitada la velocidad a 90 kilómetros por hora. El resto de automóviles con remolque no podrán ir a más 80 kilómetros por hora.

  • En carreteras convencionales señalizadas como vías para automóviles y en el resto de carreteras convencionales, siempre que estas últimas tengan un arcén pavimentado de 1,50 metros o más de anchura, o más de un carril para alguno de los sentidos de circulación: los turismos y motocicletas no puede sobrepasar la velocidad de los 100 kilómetros por hora, mientras que autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables no podrán ir a más 90 kilómetros por hora. Los camiones, tractocamiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque no deben ir a más 80 kilómetros por hora.

  • Resto de las vías fuera de poblado: los turismos y motocicletas tienen la velocidad máxima fijada en 90 kilómetros por hora; los autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables es 80 kilómetros por hora; y los camiones, tractocamiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque en 70 kilómetros por hora.

  • Debemos tener en cuenta que en cualquier tipo de vía donde esté permitida su circulación, los vehículos de tres ruedas y cuadriciclos tienen su velocidad limitada a 70 kilómetros por hora.

  • Los vehículos que realicen transporte escolar y de menores o que transporten mercancías peligrosas, se reducirá en 10 kilómetros por hora la velocidad máxima fijada anteriormente en función del tipo de vehículo y de la vía por la que circula.

En el supuesto de que en un autobús viajen pasajeros de pie la velocidad máxima es de 80 kilómetros por hora.

  • Para vehículos especiales y conjuntos de vehículos, también especiales, aunque sólo tenga tal naturaleza uno de los que integran el conjunto: Si carecen de señalización de frenado, llevan remolque o son motocultores, no podrán ir a más de 25 kilómetros por hora. Los restantes vehículos especiales tendrán que ir a 40 kilómetros por hora, salvo cuando puedan desarrollar una velocidad superior a los 60 kilómetros por hora en llano con arreglo a sus características, y cumplan las condiciones que se señalan en las normas reguladoras de los vehículos; en tal caso, la velocidad máxima será de 70 kilómetros por hora.

  • Los ciclos, ciclomotores de dos y tres ruedas y cuadriciclos ligeros no podrán superar los 45 kilómetros por hora. No obstante, los conductores de bicicletas podrán superar dicha velocidad máxima en aquellos tramos en los que las circunstancias de la vía permitan desarrollar una velocidad superior.

Recordamos que se prohíbe la circulación en autopistas y autovías de vehículos a motor a una velocidad inferior a 60 kilómetros por hora, y en las restantes vías, a una velocidad inferior a la mitad de la genérica señalada.

Límites de velocidad en vías urbanas y travesías

La velocidad máxima que no pueden rebasar los vehículos en vías urbanas y es de 50 kilómetros por hora con carácter general. Sin embargo, los  vehículos que transportan mercancías peligrosas no podrán ir a más de 40 kilómetros por hora.

Estos límites podrán ser rebajados en travesías especialmente peligrosas por acuerdo de la autoridad municipal con el titular de la vía, y en las vías urbanas, por decisión del órgano competente de la corporación municipal.

Por otro lado, la velocidad máxima que no deberán rebasar los vehículos en autopistas y autovías dentro de poblado será de 80 kilómetros por hora.

¿Se puede sobrepasar la velocidad en los adelantamientos?

El Reglamento indica que las velocidades máximas fijadas para las carreteras convencionales que no discurran por suelo urbano sólo podrán ser rebasadas en 20 kilómetros por hora por turismos y motocicletas cuando adelanten a otros vehículos que circulen a velocidad inferior a aquéllas.