¿Qué alumbrado debo utilizar con lluvia o niebla?

¿Qué alumbrado debo utilizar con lluvia o niebla? ¿Qué alumbrado debo utilizar con lluvia o niebla?

Todos sabemos que cuando llega la noche estamos obligados a utilizar las luces de posición y de cruce (recomendable llevar las de cruce o diurnas también durante el día, sobre todo en invierno). Sin embargo, las dudas pueden surgir ante situaciones en las que no estamos acostumbrados. ¿Qué luces debo poner cuando llueve de manera intensa? ¿Y si hace niebla? En ‘Seguridad Vial para Mayores’hacemos un repaso por todos estos conocimientos ante las muchas situaciones similares que nos podemos encontrar durante este invierno.

Debemos acudir al Reglamento de Circulación para ver qué dice la normativa al respecto. En este sentido, el artículo 106 recoge las ‘Condiciones que disminuyen la visibilidad’ y en él encontramos que también es obligatorio utilizar el alumbrado cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, como en caso de niebla, lluvia intensa, nevada, nubes de humo o de polvo o cualquier otra circunstancia análoga.

En estos casos y dependiendo de la situación deberemos utilizar la luz antiniebla delantera o la luz de corto o largo alcance. Recuerda que la luz antiniebla delantera puede utilizarse aislada o simultáneamente con la de corto alcance o, incluso, con la de largo alcance.

La luz antiniebla delantera sólo podrá utilizarse en dichos casos o en tramos de vías estrechas con muchas curvas, entendiéndose por tales las que, teniendo una calzada de 6,50 metros de anchura o inferior, estén señalizadas con señales que indiquen una sucesión de curvas próximas entre sí.

La luz antiniebla trasera solamente deberá llevarse encendida cuando las condiciones meteorológicas o ambientales sean especialmente desfavorables, como en caso de niebla espesa, lluvia muy intensa, fuerte nevada o nubes densas de polvo o humo.

Debemos tener en cuenta que ir sin alumbrado en situaciones de falta o disminución de la visibilidad es considerado infracción grave. 

En caso de que por inutilización o avería irreparable en el lugar tengamos que circular con alumbrado de intensidad inferior, tendremos que reducir la velocidad hasta que podamos detener el vehículo dentro de una zona iluminada. 

Con lluvia: Tenemos que encender las luces de cruce. No basta con las luces de posición ni las diurnas. 

Con niebla: Debemos encender las luces de cruce. Las luces antiniebla delanteras si la niebla es consistente.

Las antiniebla traseras sólo si la niebla es muy densa y la visibilidad muy escasa. Mucha gente desconoce que las antiniebla traseras son independientes. Son mucho más molestas para los conductores, especialmente durante la noche y si hay un coche próximo a nosotros.