‘Hay más personas que conducen bajo los efectos de las drogas que bajo los efectos del alcohol’

‘Hay más personas que conducen bajo los efectos de las drogas que bajo los efectos del alcohol’ ‘Hay más personas que conducen bajo los efectos de las drogas que bajo los efectos del alcohol’

En 2015, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha realizado 6 millones de controles de alcohol y 9.000 controles de drogas. En términos porcentuales, el número de conductores que da positivo en un control de drogas es mayor. ‘Hay más personas que conducen bajo los efectos de las drogas que bajo los efectos del alcohol’, ha indicado Jesús Monclús, Director de Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, durante la presentación del estudio “Conducción y Drogas. Factores subyacentes a los comportamientos de riesgo”, que se ha realizado con la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción (FAD).

El informe se centra en los conductores jóvenes de 16 a 30 años, analiza de forma detallada y cuantificable lo que los jóvenes piensan y perciben acerca de los riesgos asociados a la conducción. Sin embargo, muchos de estos datos son extrapolables al resto de conductores. ¿Cómo se definen los propios jóvenes? 7 de cada 10 conductores declara ser ‘buen conductor’. Sin embargo, la  teoría dista mucho del comportamiento real al volante, y a pesar de que la postura oficial que muestran es la de descartar absolutamente los comportamientos arriesgados, la realidad es muy distinta.

Aunque la mayoría declara en el estudio que en los últimos seis meses “nunca” ha conducido bajo los efectos de sustancias, un porcentaje muy importante de conductores ha conducido “alguna vez” bajo los efectos de las drogas, cerca del 36% en el caso del alcohol y alrededor de un 10%, en el caso del cannabis, cocaína y otro tipo de drogas. Destaca el hecho de que muchas de estas personas son hombres, de entre 25 y 30 años, que trabajan o compaginan estudios y trabajo, que residen en entornos rurales, y que son conductores habituales. 

El informe también arroja 6 de cada 10 personas declara haberse subido en los últimos seis meses a un vehículo cuyo conductor ha consumido alcohol, y más del 30% lo ha hecho en un vehículo cuyo conductor ha consumido porros, cocaína y pastillas, entre otras sustancias. Destaca el hecho de que para un pequeño porcentaje, entre un 1 y un 4% de los jóvenes, dichos comportamientos son lo “habitual”. 

Hay que destacar que mientras que un 13,6% afirma que el alcohol ‘aumenta algo’ el riesgo de accidente, un 17,5% ve norma que se beba o consuma drogas aunque se tenga que conducir. Añadir que el 42,1% de los jóvenes que bebe alcohol a diario y el 14,9% de los que lo hace frecuentemente considera que el riesgo de sufrir un accidente se incrementa “dependiendo de la cantidad” o “apenas aumenta”. Con respecto a los consumidores de cannabis, esa misma percepción se produce en el 42,9% de los que consumen esta sustancia frecuentemente, y en el 26,7% de los que lo consumen “a diario”.

El acto también ha contado con la participación de María Seguí, directora general de Tráfico, quien ha señalado que ‘si hoy redujéramos a cero el número de conductores que consumen drogas, habría 900 muertos menos en un año. La magnitud de ese impacto es incuestionable’. En este sentido, sólo en 2015, Tráfico ha impuesto 25 mil sanciones con detracción de puntos por haber dado positivo en drogas. Menos de la mitad corresponde a personas de entre 16 y 30 años’, ha remarcado, haciendo referencia así a que se trata de una problemática que afecta a todos los conductores. ‘El rechazo social debe ser para todos’, ha añadido. 

La directora de Tráfico ha indicado se van a destinar 12 millones de euros para el control de drogas. Así, se esperan realizar en torno a 120 mil controles. 

Por su parte, Bartolomé Vargas, Fiscal de Sala de Seguridad Vial, ha indicado que nos encontramos ante una nueva legislatura donde la clave debe ser progresas en educación vial. ‘Hay una asignatura pendiente, una educación vial que comience en el colegio, que continúen en el examen del carnet de conducir y que se alargue a lo largo de la vida. Se deben explicar las leyes, sus causas, función… Se tiene que explicar por qué un control de drogas evita muertes’. Así, ha indicado que ya está trabajando en propuestas y especialmente en fórmulas de educación vial.

‘Objetivo Cero’

Una campaña que está presente en más de 20 países. Desde Fundación MAPFRE creemos que los accidentes de tráfico se pueden evitar. Por ello, se ha fijado el año 2030 como la fecha a aspirar a no tener ningún fallecido en siniestro de tráfico en vía urbana y el año 2050 para no contar con víctimas mortales en carretera. 

En esta ocasión, la campaña se centra en el ‘Objetivo Cero Drogas’. Se ha realizado el presente estudio, se difundirán carteles en toda España y también en autoescuelas asociadas. Además de colaborar con la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), se colabora con entidades públicas como las Administraciones locales, la Dirección General de Tráfico y la Fiscalía de Seguridad Vial. 

Hay que destacar las actividades presenciales que se van a realizar: simuladores, autoescuelas, charlas y jornadas en centros de educación, universidades, empresas y actividades a pie de calle.

Objetivo Cero se centrará en factores de riesgo como alcohol, drogas, velocidad, sistemas de retención, casco y cero distracciones.