Peatón, precaución al cruzar cuando haya coches aparcados o en doble fila

Peatón, precaución al cruzar cuando haya coches aparcados o en doble fila Peatón, precaución al cruzar cuando haya coches aparcados o en doble fila

¿Aprovechas esos huecos que hay entre dos coches estacionados para cruzar? ¿Pasas por el paso de peatones sin tener en cuenta que hay un coche aparcado en doble fila y un quiosco que te tapa? Son todos comportamientos incorrectos que lamentablemente se repiten día a día y más si vivimos en grandes ciudades en donde el elevado número de vehículos hace que cruzar sea muchas veces toda una misión de riesgo.  En ‘Seguridad Vial para Mayores’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, hacemos hincapié en esta problemática.

Hay una correlación muy elevada entre la ocurrencia de accidentes de peatones (atropellos) y la presencia de vehículos aparcados junto al paso de peatones. Así lo indican diferentes estudios entre los que se encuentran ‘Accidentalidad peatonal en núcleos urbanos’, realizado por Fundación MAPFRE.

Entre los ejemplos de esta situación encontramos la ciudad de Madrid, aquí hay una correlación especialmente alta cuando se trata de aparcamiento en línea, y en menor medida cuando hablamos de aparcamientos en batería. El motivo es que el aparcamiento en doble fila se produce más cuando hay aparcamientos en fila que cuando hay aparcamientos en batería. La doble fila es, a su vez, una causa de disminución de la visibilidad mutua de peatones y conductores que provoca una mayor accidentalidad.

Con todo ello, el presente estudio añade además que hay determinados elementos o características en este tipo de atropellos. Por ejemplo, se aprecia que las características más comunes en los atropellos en los casos estudiados son, en general, los vehículos aparcados en las esquinas y las paradas de autobús, los estacionamientos con plazas en línea, los quioscos o elementos que dificultan la visibilidad, los accesos o salidas de garajes y las bocas de metro. Estos elementos mencionados están más presentes que los demás, lo que viene a indicar que la escasa visibilidad es el principal problema de estos siniestros. 

¿Qué debemos hacer al respecto? En primer lugar, debemos tener en cuenta que el peatón es el usuario más vulnerable de la vía y, por ello, debemos ser lo más precavidos posibles. Cruza siempre por el paso de peatones y procura hacerlo por aquellos que están bien visibles y que no están tapados por ningún obstáculo. Recuerda que aunque haya un semáforo que lo regule podemos encontrarnos con algún elemento que lo tape como puede ser un camión justo parado delante de la señal. 

Procura llevar ropa llamativa, colorida o con elementos reflectantes (nos verán mejor). Nunca cruces hasta que todos los vehículos estén completamente parados (en ambos sentidos si se da el caso). Debemos ser conscientes de nuestras limitaciones. Mantén la calma al cruzar. Una vez que nos han visto y están todos los vehículos parados, es difícil que corramos peligro.

Si eres conductor, debes ser consciente de esta situación. Recuerda que detrás de un vehículo estacionado cerca de un paso de peatones puede salir una persona dispuesta a cruzar. Muchos pueden ser niños, todavía menos visibles debido a su tamaño. Reduce la velocidad en ciudad, mira bien por ambos lados antes de seguir tu camino y prepárate para frenar siempre que te acerques a un paso de cebra. 

Te recomendamos nuestra infografía: ‘¿Cómo evitar atropellos?’