¿A qué pruebas se someten los coches que obtienen las conocidas 5 estrellas Euro NCAP?

¿A qué pruebas se someten los coches que obtienen las conocidas 5 estrellas Euro NCAP? ¿A qué pruebas se someten los coches que obtienen las conocidas 5 estrellas Euro NCAP?

Una buena forma de comprobar si nuestro vehículo es seguro es acudir a la conocida base de datos de Euro NCAP, donde figuran todos aquellos coches que han sido sometidos a sus rigurosas pruebas. Sabremos que un automóvil es especialmente seguro si ha conseguido las famosas 5 estrellas Euro NCAP. ¿Quieres saber a qué pruebas se ven sometidos estos vehículos?

El objetivo de este sistema de valoración no es otro que ayudar a los clientes a comprar vehículos con facilidad, identificando las opciones más seguras según las distintas necesidades. Dicho organismo selecciona todo los años los modelos más interesantes y populares y los somete a distintos ensayos.

Desde 2016, Euro NCAP ofrece dos valoraciones de estrellas: una valoración predeterminada ("básica") que indica la seguridad del vehículo equipado únicamente con un sistema de seguridad de serie en las gamas de modelos de los 28 miembros de la Unión Europea; y, si el fabricante lo desea, una segunda valoración "dual" para el vehículo equipado con un "paquete de seguridad" que puede ofrecerse de manera opcional.

Significado de las estrellas

Si un automóvil consigue las conocidas 5 estrellas, quiere decir que ofrece un ‘buen rendimiento general de protección en caso de colisión. Bien equipado con tecnología sólida de prevención de colisiones’.

Si por el contrario consigue 4 estrellas, nos encontramos con un coche con ‘buen rendimiento general de protección en caso de colisión; posible presencia de tecnología de prevención de colisiones’. Si cuenta con 3 estrellas, ofrece ‘buena protección de ocupantes en general pero falta de tecnología de prevención de colisiones’, mientras que si obtiene 2 estrellas, cuenta con una ‘protección ante colisiones nominal pero falta de tecnología de prevención de colisiones’.

Una sola estrella significa que el coche tiene una ‘protección contra colisiones mínima’.

A continuación, ofrecemos una descripción de las valoraciones que podemos encontrar:

1. Protección de los ocupantes adultos
Se evalúa la protección que ofrece el vehículo tanto al conductor como a los acompañantes adultos. Para ello se valora:

  • Impacto frontal solape parcial: Se reproduce una colisión entre dos vehículos del mismo peso que circulan a una velocidad de 50 km/h.
  • Impacto frontal completo: se prueba los vehículos contra una barrera rígida con una superposición total y a una velocidad de 50 km/h. Esta prueba exige la máxima respuesta a los sistemas de sujeción de los asientos delanteros y traseros. 
  • Impacto lateral: se monta una barrera deformable en un carro y se impulsa a 50 km/h hasta impactar contra el vehículo de prueba detenido en un ángulo recto.
  • Impacto lateral de poste: se lanza un vehículo lateralmente a una velocidad de 32 km/h hacia un mástil rígido y estrecho. El vehículo se coloca en ángulo recto en la dirección del movimiento o, como se realiza a partir de 2015, en un pequeño ángulo alejado de la perpendicular. Determina la capacidad del vehículo para proteger la cabeza del conductor.
  • Latigazos cervicales: se evalúa el diseño de los sistemas de sujeción de la cabeza y de los asientos.
  • Sistemas de Frenado de Emergencia Autónomo (AEB) para ciudad: El vehículo de prueba se conduce hacia la parte trasera de un vehículo objetivo simulado a una velocidad de entre 10 y 50 km/h. El conductor no hace ningún intento de frenar de forma deliberada y se evalúa en qué medida el vehículo reduce la velocidad del impacto.

2. Protección de ocupantes infantiles

  • Rendimiento del asiento de seguridad para niños: Se valora si los criterios de los parámetros sometidos a ensayo son bajos y si ningún dummy sale despedido del asiento ni entra en contacto bruscamente con el interior del vehículo durante la colisión.
  • Disposiciones en el vehículo: El coche debe ofrecer anclajes ISOFIX en diversas posiciones de los asientos, el etiquetado "i-Size", un interruptor de desactivación del airbag del asiento delantero con instrucciones claras para el usuario, asientos para niños integrados…
  • Comprobación de la instalación del SRI: Se incluye una selección de los asientos de seguridad para niños más conocidos a fin de evaluar la instalación correcta. Los asientos seleccionados han demostrado que ofrecen un nivel de protección adecuado en ensayos independientes. Se premia al coche si es posible instalar de forma sencilla y correcta las sillitas.

3. Peatón

  • Impacto en la cabeza: Se realizan pruebas de impacto a 40 km/h con un objeto en forma de cabeza de adulto o de niño. Luego se evalúa el lugar del impacto para calificar la protección ofrecida como buena, adecuada, marginal, débil o deficiente.
  • Impacto en la parte superior e inferior de las piernas: Se realizan pruebas de impacto a 40 km/h con un objeto en forma de parte superior de la pierna de un adulto y en la parte inferior. Luego se evalúa el lugar del impacto para calificar la protección ofrecida
  • AEB para peatones: Se evalúan tres escenarios posibles en un cruce, en los que un impacto entre un vehículo y un peatón serían mortales sin la intervención del sistema AEB: un adulto sale corriendo desde el lado del conductor del vehículo; un adulto sale andando desde el lado del pasajero; y un niño aparece corriendo de entre vehículos estacionados en el lado del pasajero

4. Asistencia a la seguridad

  • Se valoran y comprueban sistemas como el  Control electrónico de estabilidad (ESC) (ya no es motivo de premio a la hora de dar estrellas debido a su obligatoriedad); el Recordatorio de Aviso de Cinturón, el Sistema de control de velocidad (SAS), el Frenado de emergencia autónomo a velocidades interurbanas (AEB interurbano) y la Asistencia de cambio de carril.