El oído, ¿qué ocurre con el carnet si tengo pérdida de agudeza auditiva?

El oído, ¿qué ocurre con el carnet si tengo pérdida de agudeza auditiva? El oído, ¿qué ocurre con el carnet si tengo pérdida de agudeza auditiva?

En numerosas ocasiones hablamos de lo importante que es poner los cinco sentidos al volante. Nada más lejos de la realidad, la conducción requiere que nuestro estado físico sea óptimo. Por este motivo, a la hora de renovar el carnet de conducir tenemos que demostrar que seguimos siendo aptos para seguir poniéndonos al volante. En este caso, debemos destacar que el oído no es menos importante que otros sentidos en la carretera. Os explicamos por qué y la importancia que recibe a la hora de renovar el carnet.

Vamos conduciendo: pitidos que alertan de un accidente, semáforos que suenan, niños que se aproximan, vehículos que se acercan demasiado, silbato de un agente de tráfico, ruido del motor… El oído nos aporta más información de la que pensamos. Por este motivo, se mira con detalle en los centros de reconcomiendo.

Según indica el Reglamento de Circulación, para obtener un permiso o una licencia de conducción, así como para renovarlo, debemos ‘reunir las aptitudes psicofísicas requeridas en relación con la clase del permiso o licencia de conducción que se solicite’.

El paso de los años nos afecta. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada tres personas mayores de 65 años tiene trastornos auditivos. Según datos de la revista de Tráfico y Seguridad Vial de la DGT, en España se realizan anualmente unos 3,7 millones de informes médicos en los Centros de Reconocimiento para conductores, de los que un 2% (unos 95.000) están centrados en revisar la agudeza auditiva.

¿Qué se mira en la renovación del carnet respecto al oído?

Las pruebas de aptitud psicofísica tienen por objeto dejar constancia de que no existe enfermedad o deficiencia que pueda suponer incapacidad para conducir asociada a la capacidad visual, el sistema locomotor, la capacidad auditiva…

En caso de contar con limitaciones respecto a nuestra capacidad de oír y siempre que no impidan la conducción (de acuerdo a nuestro permiso), se podrán establecer limitaciones en personas, vehículos, titular del permiso…

Cuando para alcanzar la agudeza auditiva mínima requerida sea necesaria la utilización de audífono, deberá expresarse la obligación de su uso durante la conducción.

¿Qué ocurre si tengo pérdida de agudeza auditiva?

Si tienes una pérdida de agudeza auditiva relativa, puedes seguir conduciendo los permisos no profesionales, es decir, turismo, motos, ciclomotores… Sin embargo, cuando hablamos de pérdida de agudeza auditiva combinada de ambos oídos mayor del 45% puede ser necesario que tengamos que realizar adaptaciones en nuestro vehículo como llevar en el coche un espejo panorámico interior y retrovisores en ambos lados del vehículo.

Además, cuando para alcanzar la agudeza auditiva mínima requerida sea necesaria la utilización de audífono, deberá expresarse la obligación de su uso durante la conducción.

Para los permisos profesionales, si la pérdida de agudeza auditiva combinada es superior al 35%, no se pueden obtener o prorrogar este tipo de permisos de conducción.

¿Figura dicha información en el carnet?

El oído es tan importante que se ofrece información acerca de nuestro estado en el carnet de conducir. Según los códigos de la Unión Europea Armonizados y Códigos Nacionales, un 02 significa prótesis auditiva/ayuda a la comunicación. Así, un 02.01 es prótesis auditiva de un oído y 02.02 es prótesis auditiva de los dos oídos.