¿Sabías que se podrían salvar 400 vidas cada año en España si no se excediera el límite de velocidad?

¿Sabías que se podrían salvar 400 vidas cada año en España si no se excediera el límite de velocidad? ¿Sabías que se podrían salvar 400 vidas cada año en España si no se excediera el límite de velocidad? play

Los excesos de velocidad son la causa de más de la mitad de todas las colisiones entre vehículos con fallecidos y del 44% de todas las colisiones entre vehículos como lesionados graves. Además, están presentes en el 36% de todos los atropellos con peatones fallecidos y en el 32% de atropellos en los que los peatones resultan lesionados graves. Así lo indica el informe “La contribución de la velocidad a la prevención de accidentes en España” elaborado por Fundación MAPFRE. Los sistemas inteligentes de velocidad se presentan como una herramienta útil para reducir esta siniestralidad vial.

El estudio revela que 4 de cada 10 conductores implicados en accidentes con víctimas superan los límites máximos permitidos (el 43 por ciento en caso de colisiones entre vehículos y el 34 por ciento en caso de atropellos). La mayor parte de estos accidentes se producen principalmente de día y en vías interurbanas. Para llegar a estos datos, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de MAPFRE ha reconstruido 500 accidentes y dedicado más de 30 horas de trabajo a cada uno de los siniestros, es decir, 15.000 horas en total, tal y como ha dado a conocer Jesús Monclús, director del Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE.

Un total de 379 vidas se podrían salvar en España si no hubiera excesos de velocidad, es decir, el 22% de todas las colisiones entre vehículos y el 25% de todos los atropellos. Además, se evitarían un total de 1.852 heridos graves cada año (un 20% del total de heridos graves u hospitalizados).

Sistemas como el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA) se presentan como una eficaz herramienta para evitar el elevado número de heridos y víctimas mortales por exceso de velocidad. Precisamente, este estudio se ha presentado con motivo de la jornada ‘El Asistente de Velocidad Inteligente (de serie en todos los vehículos’, que ha organizado el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC, por sus siglas en inglés), la Dirección General de Tráfico (DGT) y Fundación MAPFRE. Se prevé que con esta ayuda a la conducción se reduzca el número de colisione en un 30% y el de muertes en un 20%.

¿En qué consiste el ‘ISA’?

El sistema utiliza una videocámara que reconoce las señales de velocidad y los datos de límites de velocidad ligados al GPS con el fin de asesorar a los conductores sobre los límites de velocidad existentes en cada momento y en cada punto de la vía. El sistema impide inicialmente de modo automático que el conductor exceda dichos límites, aunque puede anularlo temporalmente o desconectarlo.

El director del Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE remarca que en España, cuando no hay atasco, ‘entre el 22% y el 48% de los vehículos supera los límites de velocidad’. ‘En general cuando se desobedecen las señales es por un descuido. Actuamos de forma pasiva sin conocimiento de causa. Hay un problema en la percepción del riesgo, se nos ha olvidado la señal o se nos han olvidado los límites’, reconoce María Seguí, director general de Tráfico (DGT). Este sistema nos ofrece precisamente la opción de no olvidarlos.

Los primeros vehículos con este tipo de sistema ISA comenzaron a aparecer en el mercado en 2015. Hay indicios prometedores de que el ISA se encuentre dentro del nuevo protocolo de estándares de seguridad obligatorios para vehículos en el mercado europeo que está preparando la Comisión Europea.

Y es que, tal y como ha indicado Jesús Monclús, una reducción del 1% en la velocidad media del tráfico conlleva a una disminución del 2% de los accidentes con lesiones, del 3% de los accidentes con lesiones graves y de un 4% de los accidentes mortales.