Verano, oportunidad para refrescar conocimientos y practicar

Verano, oportunidad para refrescar conocimientos y practicar Verano, oportunidad para refrescar conocimientos y practicar

Los meses de julio y agosto son perfectos para dar un repaso tanto teórico como práctico a la seguridad vial. Muchas ciudades se quedan prácticamente vacías, por lo que acudir a clases prácticas o teóricas puede ser una gran idea para refrescar conocimientos, quitarnos manías al volante, aprender a realizar una conducción eficiente y responsable… ¿Cómo podemos mejorar como conductores durante este verano?

Las autoescuelas se quedan especialmente desocupadas durante los meses de julio y agosto (algunas incluso cierran), por lo que si estás pensando en acudir a unas clases teóricas o prácticas de refresco, es un buen momento.

  • Clases para reciclarse al volante: Muchas autoescuelas ofrecen esta opción de clases prácticas, aunque ya tengas el carnet de conducir. Te dirán qué estás haciendo bien, cuáles son tus principales fallos al volante, cómo puedes corregirlos… Y es que con el paso de los años los conductores vamos cogiendo malos hábitos que pueden afectarnos de una u otra forma a nuestra conducción, como puede ser el cruzar los brazos para girar, olvidarnos siempre del intermitente o no hacer bien el juego de pedales.

Aunque no es necesario que acudas a una autoescuela para mejorar al volante, es recomendable. Los profesores de autoescuela están acostumbrados a enseñar y, por lo tanto, sabrán cómo corregir las malas costumbres asimiladas con el paso de los años.

  • Refrescar conocimientos: Esto es algo que puedes hacer por tu cuenta. Te aconsejamos que hagas un repaso por la normativa vigente. Igualmente, en nuestra sección de ‘Actualidad’ encontrarás constantemente artículos y recomendaciones que versan sobre normativa con el objetivo de actualizar conocimientos.

También puedes acudir al ‘Código de Tráfico y Seguridad Vial’ del Boletín Oficial del Estado (BOE) donde se encuentra toda la normativa vigente que afecta a la conducción y a la seguridad vial.

  • Oportunidad para trabajar aquellos puntos débiles: Debido al menor tráfico, es un buen momento para desarrollar y trabajar aquellas situaciones que quizás nos puedan producir más estrés al volante. Por ejemplo, salir a la autopista o autovía. Por supuesto, acude a un profesional para ello y haz hincapié en aquello que puedes mejorar. Lo mismo ocurre con la movilidad, el miedo que puedas tener a conducir de noche, ir sólo en el coche…

Por último, en nuestra sección de ‘Materiales’ hay disponibles estudios, vídeos, guías, aplicaciones, juegos, infografías… En definitiva todo aquello en lo que podemos ir trabajando para ser un conductor responsable y seguro.