2017 – Siempre podemos mejorar

No te quedes atrás

La niebla, la lluvia o las temperaturas extremas, hacen sufrir a tu vehículo y ponen en riesgo tu conducción. En estas condiciones, resulta fundamental tener precaución al volante y evitar cualquier tipo de imprudencia.

Por otro lado, hay que vigilar el estado de las baterías, calentadores y motores de arranque, ya que las averías de tipo eléctrico son frecuentes cuando el coche realiza un mayor esfuerzo.

¿Qué no debo hacer nunca si conduzco con niebla? ¿Qué no debo hacer nunca si conduzco con niebla?

¿Qué no debo hacer nunca si conduzco con niebla?

Con la llegada del invierno y, sobre todo, si conducimos por zonas de puertos, podemos encontrarnos con bancos de niebla que pueden suponer un grave problema si cometemos errores como no aumentar la precaución o no poner las luces adecuadas. A continuación, enumeramos aquello que no debemos hacer al volante en estas circunstancias de niebla densa.

Más información
¿Cuáles son las principales averías en invierno? ¿Cuáles son las principales averías en invierno?

¿Cuáles son las principales averías en invierno?

¿Sufre nuestro coche con el frio? Lo cierto es que la temperatura afecta de una u otra forma a nuestro vehículo. De hecho, hay ciertas averías que suelen aparecer en invierno por el mayor esfuerzo que debe hacer nuestro coche. Aquí encontramos especialmente las averías de tipo eléctrico, relacionadas con las baterías, los alternadores, calentadores y motores de arranque.

Más información