Efectos secundarios de la quimioterapia y conducción

Efectos secundarios de la quimioterapia y conducción Efectos secundarios de la quimioterapia y conducción

Los pacientes españoles de cáncer, además del trance de someterse a un tratamiento de quimioterapia, tienen un motivo más de preocupación. Si durante el tiempo que están recibiendo la terapia les toca renovar el carnet de conducir no podrán hacerlo; habrán de esperar tres meses tras la última sesión para renovarlo, siempre con el informe favorable del médico. Además, una vez que se les conceda la renovación del permiso, éste tendrá una validez de tres años, lejos de los diez habituales. Y sólo pasados diez años desde la remisión completa de la enfermedad, acreditada por otro informe médico, el paciente podrá renovar el carnet en igualdad de condiciones al resto de la población.

La American Cancer Society, en “Quimioterapia: una guía para pacientes y sus familias”, establece los efectos secundarios de la quimioterapia. La causa de los efectos secundarios de la quimioterapia es que las células cancerosas crecen rápidamente, y los medicamentos de quimioterapia eliminan las células que crecen rápidamente. Para esta sociedad médica americana, y después del análisis de muchos casos clínicos, debido a que estos medicamentos circulan por todo el cuerpo pueden afectar a las células sanas y normales que también crecen rápidamente, con lo que la causa de los efectos secundarios es el daño ocasionado al tejido sano.

Cuáles son los efectos secundarios más comunes:

  • Anemia, cuyos síntomas son: cansancio (fatiga), mareos, palidez, tendencia a sentir frío, dificultad respiratoria, debilidad, latidos acelerados.
  • Cansancio, uno de los efectos secundarios más comunes y tiende a ser peor al final de un ciclo de tratamiento. Se recomienda descansar, beber mucho líquido y limitar las actividades.
  • Caída del cabello (alopecia).
  • Aumento de probabilidades de moretones, sangrado e infección; que puede ocasionar fiebre, escalofríos, sudoración, tos fuerte, dolor abdominal, etc.
  • Náuseas y vómitos son dos de los más comunes y temidos efectos secundarios, su frecuencia y gravedad depende los medicamentos que esté tomando y de la manera que le afecten.
  • Cambios de apetito.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Problemas de boca, encía y garganta.
  • Problemas en los nervios y músculos que pueden ocasionar pérdida del equilibrio, torpeza de movimientos, dificultad para levantar cosas y para abrocharse la ropa, dificultad para caminar, pérdida de la audición, cambios en la visión, dolor de estómago, etc.
  • Cambios en la piel y las uñas.
  • Cambios urinarios y problemas de vejiga y riñón.
  • Aumento de peso.

No todas las personas experimentan todos los efectos secundarios. Para la American Cancer Society la gravedad varía de acuerdo con la persona, siendo posible que el médico le administre medicinas para prevenir algunos efectos secundarios antes de que éstos se presenten. La mayoría de los efectos secundarios desaparecen lentamente después de terminar el tratamiento, y muchas personas no presentan problemas a largo plazo causados por la quimioterapia.