Valoración del conductor de edad avanzada y su adaptación al tráfico

La edad por sí sola no es razón para dejar de conducir, lo que importa es el desempeño al volante, que mejorará si el conductor reconoce que ha cambiado su capacidad física y hace las modificaciones oportunas en su programa de actividades.

Valoración del conductor de edad avanzada y su adaptación al tráfico Valoración del conductor de edad avanzada y su adaptación al tráfico

La edad por sí sola no es razón para dejar de conducir, lo que importa es el desempeño al volante, que mejorará si el conductor reconoce que ha cambiado su capacidad física y hace las modificaciones oportunas en su programa de actividades.

La edad afecta a los reflejos, y aunque los mayores sean más sensatos, necesitan más tiempo para procesar la información y reaccionar. Este hecho les dificulta aún más la conducción, pues las condiciones del tráfico y de la carretera cambian constantemente, y han de evaluarlas con rapidez para tomar las decisiones adecuadas.

El médico y la valoración del conductor de edad avanzada

No consiste en retirar permisos de conducir, consiste en mejorar a la persona de edad avanzada en su enfermedad y capacidad, para que pueda seguir conduciendo con las restricciones y advertencias que se le recomienden.

Es útil establecer una clasificación etiológica de enfermedades asociadas con la conducción, así como el análisis de datos de los accidentes de tráfico de conductores de edad avanzada.

Deben fijarse unos criterios adecuados de evaluación de las capacidades de conducción de las personas de edad avanzada, basados en estudios neuropsicológicos y de simulación de la conducción.

La comprensión de los problemas de los conductores de edad avanzada llevará al desarrollo de un procedimiento de evaluación fiable y válido. El objetivo del procedimiento de evaluación es identificar una minoría de personas de edad avanzada que no es capaz de conducir por más tiempo.

Consejos

  • Es bueno desarrollar cursos apropiados de seguridad vial para personas de edad avanzada, con recomendaciones, ayudas y adaptaciones de la conducción. Con estos cursos, las reducciones relacionadas con la edad en las habilidades de la conducción se establecerán y en muchos casos mejorarán.
  • El procedimiento proporcionará conductores que son capaces de conducir bien en edad avanzada, porque el comportamiento al conducir de las personas de edad avanzada puede establecerse e incluso mejorarse a través de la aplicación de los métodos apropiados de preparación y de estrategias de compensación.
  • Todos debemos ayudar siendo más tolerantes, respetuosos y colaboradores con los conductores de edad avanzada, ya que si hay suerte, todos llegaremos a su situación y nos ocurrirá lo mismo. Es clave la comprensión mutua entre conductores de diferentes grupos de edad.
  • No hay edad límite para que los adultos mayores conduzcan un vehículo, lo más correcto es que tanto el adulto de edad avanzada como su familia tengan la valentía para admitir las limitaciones y así evitar situaciones lamentables.
  • Aunque nadie está de acuerdo en la emisión de una ley para prohibir a los adultos de edad avanzada conducir un vehículo, los expertos sí comparten la idea de realizar chequeos médicos más rigurosos.
  • El adulto de edad avanzada que conduzca debería poseer un certificado médico afirmando que es apto para ejercer ese tipo de actividad, y donde figuren las restricciones recomendadas según las enfermedades y tratamientos que el conductor de edad avanzada pudiera tener.
  • La seguridad del mayor, de su familia y de toda la sociedad son más importantes que el deseo de la persona de edad avanzada de conducir. Por eso, si se confirma que es no apto, no puede conducir.