Calzado inadecuado en moto

CASO

Normalmente utilizo mi scooter para ir a trabajar en la ciudad y lo veo también muy útil para desplazarme cuando estoy de vacaciones en mi casa de la playa. La verdad es que es aquí cuando me relajo bastante y dejo de tomar ciertas precauciones. Para empezar, en mi indumentaria. Sí que utilizo un casco homologado y me pongo guantes, pero a veces no me pongo pantalón largo y chaqueta de moto con protecciones, por el calor.

Un día incluso iba con las chanclas de la playa para ir más cómodo, una decisión equivocada. Cuando fui a echar el pie para detenerme en un paso de cebra, se me salió un poco la chancla y al apoyar el pie en el suelo, resbalé. El resultado fue que caí al suelo y la moto se arrastró por el suelo unos metros, igual que yo. Además de dañarme el pie, también me lastimé bastante el brazo al rozar con el asfalto.

Segunda oportunidad:

Hoy en día existe una gran variedad de calzados de moto adecuados para diferentes épocas del año. Utilizando uno de ellos habríamos evitado, en primer lugar, el resbalón. La suela de las botas o zapatos de moto suelen ser de un material muy adherente. Gracias a ella, tendremos mucha más seguridad a la hora de apoyarnos en el suelo. Sin duda alguna, con un calzado adecuado, nuestro protagonista habría tenido muchas menos posibilidades de resbalar e irse al suelo. Aun así, es más que recomendable llevar también chaqueta, pantalón y guantes para que en el caso de cualquier contacto con el suelo por caída, estemos protegidos ante el rozamiento con el asfalto y otros impactos.