El casco integral, la mejor opción para la moto

El uso del casco en moto está ampliamente aceptado y asumido por los usuarios de moto y scooter en España. Sin embargo, sigue habiendo diferencias sustanciales entre los distintos tipos de casco de moto y su buen o mal uso que afectan directamente a la seguridad en caso de accidente.

El casco integral, la mejor opción para la moto

Los cascos que encontramos en el mercado, ya sean jet (abiertos), modulares (convertibles) o integrales, suelen estar homologados y ofrecen una seguridad mínima aprobada por las autoridades. A partir de aquí, es tu responsabilidad elegir un casco que sea de tu talla para que se adapte perfectamente a tu cabeza. De lo contrario, el casco no te protegerá e incluso podría salirse de la cabeza en un impacto. Esto mismo ocurre si no lo llevas bien atado.

Haciendo caso a estas medidas, podemos reducir las lesiones en un 69% y la mortalidad en un 42%, según datos de la DGT.

Casco integral, mejor

A pesar de que los cascos abiertos, modulares e integrales están homologados, no cabe ninguna duda de que el casco integral es el más seguro.

En primer lugar, el casco integral cubre toda la cabeza mientras que un jet deja al descubierto casi toda la cara corriendo el riesgo de sufrir lesiones en el rostro y en los ojos.

Hoy ya es un estándar, pero hay que valorar que el casco sea de una pieza. Además, ten en cuenta que sufren el desgaste del tiempo. Los fabricantes estiman una vida útil de alrededor de 5 años. Y sobre todo, si recibe algún impacto, pierde sus propiedades de protección por lo que lo debes sustituir por un casco nuevo.