El casco de moto también caduca

El casco de moto también caduca

A pesar de todos los cuidados y de la limpieza con que guardemos nuestro casco de moto, hay que saber que éste también caduca. Aunque no hay una fecha concreta, como sí se establece en otros productos como los alimentos, llega un momento en el que debemos dejar de utilizar el casco y reemplazarlo por uno nuevo.

No se trata de un tema de limpieza. El casco puede estar muy impoluto, pero con el paso del tiempo, sus materiales pierden sus propiedades protectoras, por lo que ya no cumplirá su función correctamente ni a pleno rendimiento.

Eso sí, la fecha será cierta y concreta en el momento en el que el casco se nos caiga al suelo. Por muy nuevo que sea, en una caída de más de un metro y medio, la estructura del casco pierde considerablemente sus propiedades y debemos sustituirlo.

Cuánto dura un casco de moto

La verdad es que hay muchos factores que afectan. La limpieza del interior y el exterior, la utilización de pinturas y productos, la exposición a diferentes condiciones climatológicas (sol, lluvia, granizo, calor, frío)... Todo ello afecta y, según se haya visto interferido por ellas, hará que el casco esté disponible para su uso durante más o menos tiempo.

Como norma general y teniendo en cuenta un uso normal, un casco fabricado con resinas termoplásticas o de policarbonato suele durar a plenas condiciones unos 5 años. Mientras tanto, el resto de cascos suelen estirar su duración hasta los 9 años, pero hay que vigilar más el envejecimiento de su interior.

Por lo demás, debes considerar algunas medidas para realizar con cierta periodicidad. Lo primer es inspeccionar el exterior del casco. Puede tener roces superficiales que no disminuyen en absoluto su capacidad de protección. También puedes sustituir elementos como la pantalla, el barbuquejo o naricera. Sin embargo, si los rallajos son profundos o se llega a ver la fibra del casco, ya sea por un golpe o porque se han estirado los materiales con el tiempo, el casco lo tendrías que apartar.

El interior del casco también absorbe parte de impacto gracias al poliestireno. Este material debería volver a su posición inicial si lo comprimes levemente con el dedo. Si no es así, es que ha perdido considerablemente esa capacidad de absorción. El acolchado interior igualmente lo debes mantener limpio para que se mantenga en perfectas condiciones.

Recuerda prestar atención a estos elementos y llevar cierto cuidado para alargar la vida de tu casco de moto que, aun así, sí que tiene finalmente una fecha de caducidad. En caso de duda, existen servicios oficiales de las marcas y otros talleres que te pueden ayudar a diagnosticar si tu casco aún cumple con sus funciones.