Hacer frente al calor en moto

No se puede negar que de la ropa de moto, además de ser los accesorios perfectos para protegernos frente a una caída, nos interesa que sean de buenos materiales para protegernos de las inclemencias del tiempo, sobre todo del frío y la lluvia.

Sin embargo, son demasiados los que, llegadas las altas temperaturas del verano, deciden prescindir de la chaqueta y de otros elementos, arriesgándose a sufrir importantes lesiones en un accidente.

A continuación, vamos a ver por qué debemos seguir utilizando ropa adecuada en moto en verano y, a la vez, cómo hacer frente al calor encima de la moto.

  1. Ropa de moto de verano específica

    Igual que utilizas abrigo en invierno y bañador en verano, para ir en moto hay distintos modelos de ropa y calzado dirigidos, no sólo a diferentes finalidades (deportivas, trail, urbana), sino que su confección ha sido diseñada para abrigar contra el frío o, al contrario, para ventilar sin perder su poder de protección durante el verano. Normalmente en las marcas puedes encontrar diferenciadas las gamas de verano e invierno.
    Por supuesto, ni se te ocurra ir en moto sin camiseta, con pantalón corto, chanclas o actitudes similares.

  2. Ventilación

    Es verdad que la estructura de las chaquetas de moto son muy similares independientemente de si son para invierno o verano. Incluso las hay que se pueden utilizar tanto en una estación como en otra. La diferencia la encontramos en la serie de aberturas que dejan pasar el aire al interior para refrigerar el cuerpo, siendo muy generosas en las específicas de verano. En las mixtas, se pueden abrir o cerrar. Recuerda abrirlas en parado para evitar distracciones en marcha. Lo mismo ocurre con el resto de accesorios como el calzado, los pantalones y los guantes.

  3. Humedad

    Hacer frente al calor en moto

    A priori no resulta muy atractivo, pero la humedad en movimiento nos ayuda a refrigerar con mayor rapidez y a rebajar la temperatura en nuestro interior. Una opción es probar una camiseta húmeda aunque empiezan a existir en el mercado chalecos para debajo de la chaqueta que se pueden llenar de agua y que dejan transpirar la humedad.

    Recuerda en las paradas de descanso mojarte la cabeza con agua o una toalla húmeda por la frente y el cuello que aliviará bastante tu sufrimiento.

  4. Hidratación

    En verano perdemos más líquidos de lo normal y es más fácil sufrir una deshidratación. Para evitarlo encima de la moto, bebe mucha agua aunque no te apetezca. También puedes beber refrescos. Si el calor es extremo, puedes utilizar un camelback, dispositivos para hidratarte durante la conducción con los que no necesitas manipular nada y manteniendo tus manos en el manillar de la moto.

  5. Colores

    Como sabrás, los colores oscuros dan más calor. Intenta utilizar ropa y accesorios de colores claros para reflejar la energía del sol.

  6. Casco, mejor integral

    Con el calor, puede ser una tentación dejar el casco integral en casa y optar por uno abierto tipo jet. Hay cascos abiertos que están homologados y son legales. Sin embargo, protegen menos que un casco integral. Si eliges el casco integral, recuerda abrir las ventilaciones, pero mantén la pantalla cerrada (o dejando una mínima abertura) para protegernos de mosquitos o piedras que pueden golpearnos en los ojos.