Chaquetas de moto: ¿Cómo elegir la tuya?

Chaquetas de moto: ¿Cómo elegir la tuya?Además del casco, que sabemos que es absolutamente obligatorio, en moto es recomendable utilizar otros accesorios y ropa adecuada para protegernos. Seguramente una de las esenciales es la chaqueta de moto, algo básico para el motorista en cualquier tipo de uso (carretera o urbano).

Pero si echamos una ojeada al mercado, nos damos cuenta de que hay una gran variedad de tipos de chaquetas según distintas características.

El primer criterio por el que debemos discriminar la elección de una u otra chaqueta está en su material de fabricación: cuero, cordura o ventilada. Dependiendo del uso que le vayamos a dar, puede ser mejor un tipo de chaqueta concreto.

Chaquetas de cuero

Las chaquetas de cuero se sienten como una segunda piel y son lo mejor para hacer frente al viento encima de la moto. Además, su resistencia a la abrasión cuando roza con el suelo es lo mejor que podemos encontrar frente al resto de chaquetas.

El cuero también tiene algunas pegas. Su uso en verano es bastante molesto debido a su falta de ventilación. También en caso de lluvia, el cuero se empapa y gana peso y deja traspasar el agua.

Chaquetas textiles

Es verdad que las chaquetas de cordura (o similares) no tienen tanta resistencia como el cuero, aunque últimamente se está llegando a buenos niveles que pueden igualarla. Eso sí únicamente te aguantará un sólo uso que te obliga a cambiarla por una nueva cuando sufres una caída.

Las chaquetas de cordura suelen ser más versátiles y se pueden utilizar todo el año si las equipamos con forro térmico y Gore-Tex u otro material parecido, haciendo frente al invierno y al verano, en cuyo caso necesitarás evidentemente ventilación en la chaqueta. Además, puedes elegir una chaqueta tipo cazadora o chaqueta tres cuartos, que cubren bastante más, aunque también son un poco más incómodas para ir en moto.

También por comodidad, los textiles son más fáciles de mantener que el cuero.

Chaquetas ventiladas

Este tipo de chaquetas son de uso casi exclusivo para épocas o climas muy cálidos. Normalmente suelen incluir un forro interior para que durante las noches y madrugadas puedas tener un poco más de protección contra el frescor matinal.

Más factores para elegir chaqueta de moto

Una vez que tenemos claro el tipo que necesitamos, tenemos que fijarnos en otras características que las chaquetas de moto ofrecen y que te contamos de forma general a continuación:

  • Protecciones: El material de confección es importante, pero contra los golpes, debemos saber que las protecciones adecuadas son las mejores armas. Las protecciones de una chaqueta, además de ser de una calidad mejor o peor, deben ser desmontables en codos, hombros y, muy importante, con alojamiento para la espaldera y mejor si viene con ella incorporada.
  • Ajustes: Cuantas más opciones de ajustes tenga, mejor. De esta manera, se te adaptará mejor a tu cuerpo y evitarás molestias del viento. Por eso, lo primero es hacerte con tu talla adecuada, pero como es imposible que se ciña perfectamente a tu cuerpo, con los ajustes de manga, dorso y demás, será mucho más fácil.
  • Forro interior desmontable: Imprescindible si queremos ir bien abrigados en invierno y que sea desmontable para poder quitarlo en verano.
  • Tomas de aire: En verano con temperaturas altas son imprescindibles para tener tu cuerpo refrigerado.
  • Reflectantes: La visibilidad de los motoristas es cada vez más una preocupación de ese colectivo. La inserción de reflectantes en la chaqueta ayuda a aumentar nuestra seguridad y no necesitas utilizar ningún otro elemento como chalecos y demás.
  • Bolsillos: Ya se sabe que cuantos más, mejor. Mantén la atención en la calidad de acabados y en si son o no impermeables.
  • Tiradores: Importante ponérselo fácil al usuario ya que con los guantes puestos, suele ser más difícil abrir o cerrar cremalleras o poner botones.