Oportunidades de estudio y empleo para jóvenes en Honduras

Aldeas Infantiles SOS Honduras acompaña a 470 jóvenes en situación de vulnerabilidad

Aldeas Infantiles SOS Honduras acompaña a 470 jóvenes en situación de vulnerabilidad Aldeas Infantiles SOS Honduras acompaña a 470 jóvenes en situación de vulnerabilidad

En el año 2018, se estimaba que en América Latina uno de cada cinco jóvenes de entre 15 y 24 años de edad era un “nini” (ni estudia, ni trabaja). En esta estadística, Honduras no es una excepción. En Aldeas Infantiles SOS Honduras son conscientes de esta situación pero prefieren llamar a los jóvenes “sinsin”, es decir, sin oportunidades de estudio y sin oportunidades de trabajo.

La crítica situación para los jóvenes que se da en todo el país, se repite en localidades como Tela, Santa Rosa de Copan y Choluteca, muy poco desarrolladas en el ámbito económico, educativo y formativo. Aquí no hay oportunidades para los jóvenes. La falta de posibilidades les obliga a migrar hacia la capital del país en búsqueda de trabajo pero al no contar con las competencias, conocimientos y habilidades necesarias para acceder a empleos dignos, pasan en mucha ocasiones a formar parte de los cinturones de pobreza y miseria, abocándoles a una situación peor de la que justamente deseaban salir.

Aldeas Infantiles SOS Honduras ha desarrollado con los años un programa que da respuesta a las necesidades e intereses de los jóvenes. La formación en habilidades para la vida y la empleabilidad, la alfabetización digital, la promoción de la participación, son algunos de los ámbitos en los que trabaja la organización.

El proyecto acompaña a adolescentes y jóvenes en situación de vulnerabilidad, en tres líneas de trabajo: el fortalecimiento de conocimientos; las prácticas para conseguir experiencia laboral y la prevención de la vulneración de los derechos de los niños y niñas.

La organización, además, también acompaña a las jóvenes embarazadas. En año 2013, el informe del Estado Mundial de la Población para Latinoamérica, colocó a Honduras como el segundo país con los índices más altos de jóvenes embarazadas. Desde Aldeas Infantiles SOS Honduras, les ayudan a madurar y a labrarse un futuro, mientras ven crecer a sus hijos.