La historia de Filomena, todo un ejemplo de superación en Casa Guatemala

Llegó al proyecto sin saber leer ni escribir y con graves problemas de salud, a día de hoy está sana, feliz y es una alumna ejemplar que sueña con ser policía

La historia de Filomena, todo un ejemplo de superación en Casa Guatemala La historia de Filomena, todo un ejemplo de superación en Casa Guatemala

El proyecto Casa Guatemala, apoyado por Fundación MAPFRE, provee de atención médica nutricional y educativa a 1.300 niños y niñas en situación de extrema pobreza en Río Dulce. Una de las beneficiarias de este programa es Filomena, que llegó a Casa Guatemala en 2012.

Con solo 12 años, Filomena era responsable del cuidado de sus tres hermanos menores. Cuando llegó a Casa Guatemala no sabía hablar español, leer ni escribir y su familia encontró en este proyecto la mejor opción para proporcionar a Filomena y al resto de sus hijos una educación, un servicio médico y una alimentación completa.

Al poco tiempo de empezar su educación en Casa Guatemala, Filomena sufrió graves problemas de salud y tuvo que ser ingresada en el hospital. Casa Guatemala se responsabilizó de los cuidados de esta niña, que se trasladó a la capital para poder seguir estudiando mientras recibía su tratamiento médico.

Cuando finalmente mejoró, regresó a Río Dulce y siguió estudiando. A día de hoy es una alumna ejemplar, y está convencida de que cumplirá su sueño de ser policía.

“Sueño con ser feliz, graduarme y ser policía para ayudar a las personas que me ayudaron", afirma la pequeña, que con 17 años es un ejemplo para todas las niñas de su comunidad.