Sin título © COLECCIONES Fundación MAPFRE

Antoni Tàpies
Sin título, ca. 1960
© COLECCIONES Fundación MAPFRE

X
Sin título © COLECCIONES Fundación MAPFRE

Antoni Tàpies
Sin título, ca. 1960
© COLECCIONES Fundación MAPFRE

Sin título

ca. 1960

Antoni Tàpies

Nacimiento: Barcelona, 1923
Fallecimiento: Barcelona, 2012

Técnica

Lápiz sobre papel

Medidas

Medida papel: 17 × 72 cm (6 11/16 × 28 3/8 in.)

Inventario

FM000329

Descripción

En griego antiguo, el vocablo graphein servía para designar tanto la acción de escribir como la de dibujar. Esta identidad «nativa» entre caligrafía y dibujo fue propia de todas las civilizaciones primitivas y logró mantenerse en las culturas en las que el logocentrismo no fue considerado un valor excluyente y absoluto. No era de extrañar, por tanto, que el llamado arte de vanguardia, al proponer la redefinición de lo artístico y al buscar el grado cero, o el grado último, del sentido de la plasticidad, reencontrara el cuerpo compartido que dibujo y escritura poseyeron originariamente.

Así, de la tipografía inscrita en las obras cubistas al informalismo, la similitud gráfica entre escritura y dibujo se convirtió en uno de los principales rasgos de la creación moderna. Incluso son cono­cidos los casos de creadores vinculados a las vanguardias históricas, como Klee o Miró, en los que esta similitud define lo más pa­radigmático de sus obras. Y a los nombres de Klee y Miró podrían unirse, en el espacio histórico contemporáneo, los de Towmbly, Michaux y Tàpies. En sus declaraciones, Tàpies enumeró la amplia gama de motivos recogidos en sus obras entre los años 1945 y 1967; de todos ellos, los graffiti, jeroglíficos, caligrafías, las marcas de escritura, las inscripciones y la letra en sí misma ocupaban un lugar primordial y mostraban una poderosa capacidad de pervivencia en el interés del artista; capacidad de pervivencia que habría de prolongarse e incluso incrementarse en décadas posteriores.
La presencia del signo gráfico autónomo apareció en Tàpies, por tanto, en los orígenes surrealistas de su obra y se entendió en su momento de relación con el informalismo, manteniendo su vigencia, e incluso su protagonismo, en los acercamientos del artista a territorios compartidos con el povera y el arte objetual. Tres podrían ser las vías por las que las graphai, o las grafías, se hicieron presentes en su producción. La primera habría surgido de la relación connatural entre informalismo, gesto escritural y signo gráfico. La segunda provendría de la importancia del muro como mitema en la consolidación de la poética plástica de Tàpies. Y la tercera sería la presencia de lo sígnico y escritural, que siempre fue cercana al artista a través de su relación con la poesía, sobre todo con la poesía visual y con el letrismo. Entre los años 1958 y 1961, esta proverbial presencia de las grafías en la obra de Tàpies alcanzó una significación especial, y los dos polos cronológicos señalados hacen referencia a la elaboración de la técnica mixta sobre tela llamada, precisamente, Calligrafía, y a la ilustración por parte del artista de los poemas de su amigo Joan Brossa.

Efectivamente, esto es lo que encontramos en la obra de la presente colección. En este caso, no estamos ante un soporte tomado —como es habitual en Tàpies— del espacio de lo a priori no artístico, pero el acento longitudinal de la pieza de papel escogida confiere a la obra un inmediato sentido inusual. Sobre esta superficie, el artista ha depositado graphai, aparentemente legibles o reconocibles, que, al ser descubiertos en su opacidad comunicativa, resaltan en su cualidad plástica organizando la superficie y dotándola de ritmo y de proporcionalidad. La escritura no es aquí mera trascripción del lenguaje articulado, y lo que se impone en la contemplación de la obra es el gesto del artista al confeccionar los signos depositados en ella. Incluso Tàpies parece haber escrito/dibujado los signos sobre el papel en una posición opuesta al sentido de la visión que marca la presencia de su propia firma.

[Eugenio Carmona]

Bibliografía

AGUSTÍ, Anna, Tàpies: Obra completa, Barcelona, Nueva York, Rizzoli, Fundació Antoni Tàpies, 7 vols., 1988-2003.
AINAUD I ESCUDERO, Joan-Francesc, Introducció a l’estètica d’Antoni Tàpies, Barcelona, Edicions 62, 1986.
BENINCASA, Carmine (ed.), Tàpies. Opere dal 1946 al 1982, Venecia, La Biennale di Venezia, 1982.
BONET, Blai, Tàpies, Barcelona, Polígrafa, 1964.
CIRICI, Alexandre, Tàpies, testimoni del silenci. Barcelona, Polígrafa, 1970.
CIRLOT, Juan Eduardo, Significación de la pintura de Tàpies, Barcelona, Seix Barral, 1962.
CIRLOT, Juan Eduardo, Tàpies, Barcelona, Omega, 1999.
COMBALIA DEXEUS, Victòria, Tàpies, Barcelona, Polígrafa, 1984.
CORREDOR-MATHEOS, Josep, Antoni Tàpies. Matèria, signe, esperit, Barcelona, Generalitat de Catalunya, 1992.
FERNÁNDEZ-BRASO, Miguel, Conversaciones con Tàpies, Madrid, Rayuela, 1981.
GALFETTI, Mariuccia, Tàpies. Obra gráfica, Barcelona, Gustavo Gili, 1973 (vol. 1) y 1980 (vol. 2).
GALFETTI, Mariuccia, y HOMS, Núria, Tàpies. Obra gráfica/Graphic work, Barcelona, Editorial Gustavo Gili, 2002.
GASCH, Sebastià, Tàpies, Madrid, Dirección General de Bellas Artes, 1971.
GIMFERRER, Pere, Antoni Tàpies i l’esperit català, Barcelona, Polígrafa, 1974.
PENROSE, Roland, Tàpies, Barcelona, Polígrafa, 1977.
PERMANYER, Lluís, Tàpies i la nova cultura, Barcelona, Polígrafa, 1986.
PERMANYER, Lluís, Tàpies i les civilitzacions orientals, Barcelona, Edhasa, 1983.
TAPIÉ, Michel, Antoni Tàpies, Milán, Fratelli Fabbri, 1969.
TAPIÉ, Michel, Antonio Tàpies et l’oeuvre complète, Barcelona, Dau al Set, 1956.
TAPIÉ, Michel, Antonio Tàpies, Barcelona, Editorial RM, 1959.

Fecha de ingreso

2000

Procedencia

Studio Marconi, Milán / Galerie 1900-2000, París

Fechas relacionadas: 1960-1970