X

Nacimiento: Castellón / Albacete

Descripción:

Una imagen ha de evocar, no describir.

El paisaje, el espacio lleno de memoria, junto con la idea del viaje y el interés por la historia, son los ejes de la obra de Bleda y Rosa, verdaderos trabajos de investigación que logran mostrar el impacto del ser humano sobre diferentes espacios y el rastro de las vidas que han tenido lugar en los mismos. Un paseo por una memoria y unos recuerdos que no nos son propios a nivel particular, pero sí como colectivo, y que nos permiten pensar por su capacidad evocadora. Bleda y Rosa cuentan con lo que muestran y dicen pero también, y especialmente, con todo lo no dicho y expuesto: en su obra lo latente cobra protagonismo y permite la creación de un vínculo fugaz pero intenso entre el observador y cada obra, donde ese silencio, ese espacio en blanco, cobra un sentido único. El proceso de reflexión urdido tras la obra exige del espectador.

Bleda (Castellón, 1969) y Rosa (Albacete, 1970) son dos creadores que trabajan como un solo artista y lo hacen de forma metódica, sopesada, profunda. Se conocieron en la Escuela de Artes Aplicadas de Valencia mientras estudiaban y definían la fotografía como vehículo adecuado para su arte. La fotografía como documento y la idea del archivo como contenedor del acervo de la historia son enunciados que se encuentran en numerosas ocasiones ligados a su obra, mientras ellos responden intentando precisar y matizar esas definiciones que se dan de su trabajo, y que inevitablemente restringen su alcance. Del mismo modo, resulta imposible que los nombres de Bernd y Hilla Becher no aparezcan en multitud de ocasiones cuando se habla de su obra, aunque ellos reivindican otras influencias y referentes de forma más intensa, como el caminante Hamish FultonFischli and WeissBaldessari o Eugène Atget.

Campos de fútbolCampos de batallaCiudadesOrigen y Arquitecturas son las grandes series de trabajo que han desarrollado hasta 2013. Campos de fútbol se centraba en espacios que habían sido dedicados a este deporte y espectáculo, pero posteriormente abandonados y en algunos casos redefinidos de acuerdo con una nueva utilidad. Desde sus comienzos, el tratamiento del espacio, la arquitectura de ese espacio y en el espacio, ha sido una de sus señas de identidad. Espacios vacíos, antaño poblados de seres humanos. Espacios donde palpita la vida que fue, si se araña la superficie.
Estas obras invitan a desencadenar el proceso del pensamiento; a sufrir una evolución que implica experiencia y deja a un lado la contemplación; a que “nos pase algo” tras descubrirlas; a descubrir y ahondar en el descubrimiento; en última instancia, y de una manera extraña, a vivir.
Premio PHotoEspaña Fotógrafo Revelación en 2005 y Premio Nacional de Fotografía en 2008, la obra de Bleda y Rosa se encuentra en colecciones como la del ARTIUM de Vitoria, el MNCARS (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía) de Madrid, el MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León) de León, el EPCC (Musée d´Art Moderne de Ceret), el Musée d´Art Moderne de Collioure o el FNAC (Fonds National d´Art Contemporain) de Francia. También se encuentra en el CGAC (Centro Galego de Arte Contemporánea), el CAAC (Centro Andaluz de Arte Contemporáneo) o el CAB (Centro de Arte Caja de Burgos), así como en colecciones privadas como Altadis, Fundación Coca-Cola, Ordoñez-Falcón o Rafael Tous.

Queremos que el espectador utilice la imaginación para leer la imagen, manifiestan. Un proceso de creación prácticamente científico que da lugar a la poesía.