X

Adams, Robert

Nacimiento: Orange, Nueva Jersey, 1937

Descripción:

«El historiador de arte Kenneth Clarke decía que lo que diferencia a un pintor de paisaje es una respuesta especialmente intensa a la luz» afirma Robert Adams.

«Cuando paso días, meses, trabajando en mi laboratorio en Colorado, juro que, a lo largo del día, sé cuándo sale el sol de entre las nubes y cuando éstas lo ocultan, aunque no lo vea».

Adams nació en New Jersey pero se mudó en la adolescencia a Colorado. Fue durante años profesor, pero lo abandonó cuando por un lado, había descubierto que la fotografía le apasionaba, y por otro, la idea de enseñar comenzaba a ser un esfuerzo ímprobo por la necesidad de resultar entretenido y ameno. No obstante el artista mantiene que lo que le sigue interesando de la enseñanza son los niños, y que, si hubiera sabido lo solo que se iba a sentir siendo fotógrafo, no está seguro de que tuviera la fuerza para volver a emprender el camino. Ensayista además, incide en cómo el ser humano pide palabras para entender, y como éste se siente aterrado ante la mera imagen sin apunte explicativo. Su voz desgrana su carrera, y es imposible no apreciar la claridad de su discurso, el uso de las pausas, la conciencia que tiene de que hablamos para que alguien comprenda lo que estamos intentando significar.

Robert Adams ha trabajado cuarenta años reflejando el impacto del hombre en la naturaleza y viceversa. Siendo muy joven formó parte de la paradigmática muestra New Topographics: Photographs of a Man-Altered Landscape, colectiva de 1975 comisariada por William Jenkins en el International Museum of Photography de la George Eastman House. Esta muestra se convirtió en un referente ya que presentaba a diez fotógrafos (Robert Adams, Lewis Baltz, Joe Deal, Frank Gohlke, Nicholas Nixon, John Schott, Stephen Shore, Henry Wessel Jr. y Bernd & Hilla Becher) que proponían una mirada sobre el mundo en apariencia neutra y científica, en lo opuesto a lo emocional, pero que sin embargo retrataba con una crudeza sin igual la invasión del medio por el hombre y sus consecuencias. La incidencia de la muestra fue tal que desde entonces se ha recreado en varias ocasiones, siendo la última de ellas la realizada en 2010 por el San Francisco Museum of Modern Art.

Su obra se concentra casi exclusivamente en el Medio Oeste de América, y es la historia de la transformación de la tierra, transformación que hoy en día se refleja en preocupaciones como el cambio climático, la deforestación y el medio ambiente; el consumo masivo y la escasez de recursos, el desarrollismo y sus consecuencias.

Entre sus libros y exposiciones destacan New West (1974) con texto de John Szarkowski, From the Missouri West (1980), To Make It Home (1989), What We Bought: The New World (1997), Turning Back(2005) Summer Nights, walking (2009) y Gone? (2010), además de los ensayos Why people photograph Beauty in photography. Ha recibido, entre otros, la Guggenheim Fellowship, la MacArthur Foundation fellowship, el Deutsche Börse Photography Prize y el Hasselblad Foundation Award en 2009.

El fotógrafo vivía cerca del Colorado Springs Fine Art Center y el centro tenía una gran biblioteca. Allí encontró un ejemplar de Camera Work de Alfred Stieglitz que recuerda haber devorado en sus comienzos. También recuerda dos frases, literalmente: «Todas las cosas verdaderas son iguales» y «Quiero morir viviendo».

En otoño de 2010, Yale University Art Gallery organizó la gran retrospectiva del artista hasta la fechaThe place we live in, que arrancó en Vancouver, para itinerar a la Columbia Británica, el Denver Art Museum, Los Angeles Museum of Art, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid, y el National Media Museum en Reino Unido.

«Es la luz. La luz es la razón por la que hacemos fotografías y la razón de cómo hacemos fotografías». Y entonces, las palabras de Adams, iluminan.