50 líderes para luchar por los derechos de las mujeres en Brasil

Plan Internacional Brasil trabaja para empoderar a las jóvenes mujeres y transformar sus comunidades

Plan Internacional Brasil trabaja para empoderar a las jóvenes mujeres y transformar sus comunidades Plan Internacional Brasil trabaja para empoderar a las jóvenes mujeres y transformar sus comunidades

En Brasil las mujeres, en particular las jóvenes, están poco presentes en los núcleos de toma de decisiones. En general, tienen menos oportunidades. En las zonas en las que Plan Internacional Brasil trabaja, las mujeres viven abocadas a la vida familiar, con embarazos muy jóvenes y sacando adelante a las familias con los escasos ingresos que les proveen sus empleos poco cualificados.

El proyecto Escola de Liderança para Meninas que ha puesto en marcha esta asociación, busca promover el empoderamiento de 50 jóvenes de 14 a 18 anos que viven en situación de vulnerabilidad. El objetivo es que puedan prevenir la violencia de género, sean conscientes de sus derechos y se conviertan en líderes del cambio en sus comunidades. Esta iniciativa trabaja en tres frentes:

  1. Desarrollar sus habilidades y todo su potencial para que sean autónomas.
  2. Fortalecer sus conocimientos sobre sus derechos para que puedan transformar su realidad y su entorno.
  3. Incentivar su participación ciudadana para que ellas mismas puedan promover su derecho a una vida sin violencia, abusos y desigualdad.

Los primeros nueve meses, las menores participan en un proceso de formación en ámbitos distintos que van desde el aprendizaje para sentirse seguras hasta el estudio del marco legal, las habilidades de liderazgo, las políticas públicas, etc. Con esta formación las jóvenes aprenden a planificar estrategias de influencia política.

La segunda parte del proyecto hace que las menores se acerquen a los centros de decisión política, con visitas a diversas instituciones con las que se promueve el diálogo.

El objetivo es que al final de la formación se hayan convertido en líderes empoderadas, con capacidad de movilizar y representar los intereses de otras jóvenes. Además, su cercanía con los centros de toma de decisiones puede hacer que se escuchen sus voces y se tengan en cuenta sus necesidades a la hora de proponer políticas relacionadas con sus derechos.

Además de las 50 menores que se forman con este proyecto, otras 1.000 recibirán a su vez formación de las menores capacitadas en la Escola de Liderança para Meninas. Una cadena que hará que cada vez más mujeres se hagan conscientes de sus derechos.