Evitar intoxicaciones

Prevenir las intoxicaciones está en nuestras manos

Evitar intoxicaciones Evitar intoxicaciones

Las intoxicaciones son evitables. Si somos prudentes y prestamos más atención a los medicamentos, productos de limpieza y alimentos –entre otras variables de riesgo para las intoxicaciones-, podemos sentirnos más seguros.

Las encuestas realizadas en cuanto a las intoxicaciones, indican que suelen ser más recurrentes en personas de la tercera edad, por lo que no te confíes y procura seguir las recomendaciones de nuestros expertos:

Cómo prevenir las intoxicaciones por medicamentos

Evita el consumo de fármacos no prescritos por el médico y conoce bien para qué sirve cada uno de los medicamentos que tomas. También las dosis y el número de veces que debes tomarlos al día. Y nunca, nunca, te auto mediques. Todos los medicamentos deben estar prescritos por tu médico y ser dispensados por tu farmacéutico.

Nuestro papel a la hora de prevenir intoxicaciones por medicamentos:

  • Informa al médico de la medicación que estás tomando y de la que has tomado en el último mes.
  • Sigue siempre las instrucciones adecuadamente: dosis, horario, modo de administración, etc., pregunta cualquier tipo de duda.
  • No abandones por tu cuenta el tratamiento médico que sigas, e infórmale siempre a tu doctor de cualquier efecto secundario que creas estar padeciendo o haber padecido anteriormente por algún fármaco.

Cómo prevenir las intoxicaciones por alimentos

  • Lávate cuidadosamente las manos antes de tocar los alimentos y, después de usar el baño, toser o estornudar, fumar, tocar carne cruda, marisco, aves de corral huevos o cualquier otro alimento… Guarda siempre los alimentos perecederos en un lugar fresco sin humedad y tira aquellos que hayan vencido su fecha de caducidad.
  • A la hora de cocinar, preste especial atención a los huevos, las aves de corral y la ternera; y no consuma alimentos o bebidas hechos con estos alimentos o productos lácteos que no estén pasteurizados. Además, congelar un alimento una vez descongelado o recalentar varias veces una misma comida incrementan las posibilidades de intoxicación, por lo que debe evitarlo también.

Cómo prevenir las intoxicaciones por gas

  • Evita el uso de braseros de carbón, chimeneas y estufas de butano.
  • Revisa periódicamente las instalaciones del gas.
  • Nunca te quedes dormido al lado de mesas bajo las que se hayan encendido braseros o estufas –aunque sean eléctricos.
  • Comprueba siempre a la hora de irte a dormir que las llaves del gas están cerradas.

Otras intoxicaciones

  • Los productos de limpieza, los insecticidas y productos de jardinería; las pinturas, los disolventes y adhesivos; los combustibles; y los productos de perfumería, entre otros, son otras de las causas más comunes de intoxicación. Tú puedes prevenirlo:
    • Guarda todos estos productos en un lugar seguro y alejado de los niños.
    • Mantén los productos en sus envases originales y no confundas envases con otros parecidos.
    • No almacenes conjuntamente distintos tipos de productos (alimenticios, de limpieza, etc.)
    • Presta atención a los indicadores de toxicidad de las etiquetas.
    • No permanezcas en habitaciones que hayan sido tratadas con insecticidas hasta que haya transcurrido un tiempo prudencial.
    • Las estufas y braseros no deben emplearse en dormitorios ni en locales sin ninguna ventilación. Si puede desprenderse de esos elementos, hágalo.