ramo (line of insurance; line of business)

Conjunto de modalidades de seguro relativas a riesgos de características o naturaleza semejantes. En este sentido se habla de ramo de vida, ramo de automóviles, ramo de incendios, etc.

La clasificación de los riesgos en ramos es un instrumento fundamental para establecer la homogeneidad cualitativa de los mismos.

En España, a efectos de conceder la autorización administrativa para realizar operaciones de seguros, la clasificación legal de ramos a tener en cuenta es la siguiente:

I. Ramos distintos al de vida

Los seguros distintos al de vida se clasifican en los ramos que a continuación se indican:

1. Accidentes: comprende las siguientes modalidades:

a) Prestaciones a tanto alzado.

b) Prestaciones de indemnización.

c) Mixta de ambos.

d) Cobertura de ocupantes de vehículos.

2. Enfermedad (comprendida la asistencia sanitaria).

Las prestaciones en este ramo pueden ser:

a) Prestaciones a tanto alzado.

b) Prestaciones de reparación.

c) Mixta de ambos.

3. Vehículos terrestres (no ferroviarios): incluye todo daño sufrido por vehículos terrestres, sean o no automóviles, salvo los ferroviarios.

4. Vehículos ferroviarios: Comprende todos los daños sufridos por los vehículos ferroviarios.

5. Vehículos aéreos: comprende todos los daños sufridos por las aeronaves.

6. Vehículos marítimos, lacustres y fluviales: comprende todos los daños sufridos por buques, embarcaciones y cualquier otra clase de artefactos flotantes.

7. Mercancías transportadas: comprendidos los equipajes y demás bienes transportados.

8. Incendio y elementos naturales: incluye todo daño sufrido por los bienes (distinto de los comprendidos en los ramos 3, 4, 5, 6 y 7) causado por incendio, explosión, tormenta, elementos naturales distintos de la tempestad, energía nuclear y hundimiento de terreno.

9. Otros daños a los bienes: incluye todo daño sufrido por los bienes (distinto de los comprendidos en los ramos 3, 4, 5, 6 y 7) causado por el granizo o la helada, así como por robo u otros sucesos distintos de los incluidos en el ramo 8.

10. Responsabilidad civil en vehículos terrestres automóviles: comprendida la responsabilidad del transportista.

11. Responsabilidad civil en vehículos aéreos: comprendida la responsabilidad del transportista.

12. Responsabilidad civil en vehículos marítimos, lacustres y fluviales: comprendida la responsabilidad civil del transportista.

13. Responsabilidad civil en general: comprende toda responsabilidad distinta de las mencionadas en los ramos 10, 11 y 12.

14. Crédito: comprende las pérdidas pecuniarias derivadas de:

a) Insolvencia general.

b) Venta a plazos.

c) Crédito a la exportación.

d) Crédito hipotecario.

e) Crédito agrícola.

15. Caución (directa e indirecta).

16. Pérdidas pecuniarias.

17. Defensa jurídica.

18. Asistencia.

19. Decesos.

En los seguros distintos del de vida, la autorización administrativa puede comprender simultáneamente varios ramos, en cuyo caso se utilizarán las siguientes denominaciones:

– Accidentes y Enfermedad: ramos 1 y 2.

– Seguro de Automóvil: ramos 3, 7 y 10.

– Seguro Marítimo y de Transporte: ramos 4, 6, 7 y 12.

– Seguro de Aviación: ramos 5, 7 y 11.

– Incendio y otros daños a los bienes: ramos 8 y 9.

– Responsabilidad Civil: ramos 10, 11, 12 y 13.

– Crédito y Caución: ramos 14 y 15.

– Seguros Generales: todos los ramos.

La entidad aseguradora que obtenga una autorización para un riesgo principal perteneciente a un ramo o a un grupo de ramos podrá, asimismo, cubrir los riesgos comprendidos en otro ramo sin necesidad de obtener autorización para dichos riesgos, cuando estos estén vinculados al riesgo principal, se refieran al objeto cubierto contra el riesgo principal y estén cubiertos por el contrato que cubre el riesgo principal, siempre que para la autorización en el ramo al que pertenezca el riesgo accesorio no se requieran mayores garantías financieras previas que para el principal, salvo, en cuanto a este último requisito, que el riesgo accesorio sea el de responsabilidad civil cuya cobertura no supere los límites que reglamentariamente se determinen.

No obstante, los riesgos comprendidos en los ramos 14, 15 y 17 no podrán ser considerados accesorios de otros ramos, salvo el ramo 17 (defensa jurídica), que, cuando se cumplan las condiciones exigidas en el párrafo anterior, podrá ser considerado como riesgo accesorio del ramo 18 si el riesgo principal sólo se refiere a la asistencia facilitada a las personas en dificultades con motivo de desplazamientos o de ausencias del domicilio o del lugar de residencia permanente, y como riesgo accesorio del ramo 6 cuando se refiera a litigios o riesgos que resulten de la utilización de embarcaciones marítimas o que estén relacionados con dicha utilización.

El seguro directo sobre la vida se incluirá en un solo ramo, el ramo de vida, con el ámbito de todos los ramos del seguro directo sobre la vida enumerados en las directivas comunitarias reguladoras de la actividad del seguro directo sobre la vida.

II. Ramo de vida

El ramo de vida comprenderá:

a) El seguro sobre la vida, tanto para caso de muerte como para caso de supervivencia o ambos conjuntamente, incluido en el de supervivencia el seguro de renta; el seguro sobre la vida con contraseguro; el seguro de «nupcialidad», y el seguro de «natalidad». Asimismo, comprende cualquiera de estos seguros cuando estén vinculados con fondos de inversión.

b) Las operaciones de capitalización del artículo 3.1.b) establecidos en la Ley.

c) Las operaciones de gestión de fondos colectivos de jubilación y de gestión de operaciones tontinas. Se entenderá por:

– Operaciones de gestión de fondos colectivos de jubilación: aquellas que supongan para la entidad aseguradora administrar las inversiones y, particularmente, los activos representativos de las reservas de las entidades que otorgan prestaciones en caso de muerte, en caso de vida o en caso de cese o reducción de actividades. También estarán comprendidas tales operaciones cuando lleven una garantía de seguro, sea sobre la conservación del capital, sea sobre la percepción de un interés mínimo. Quedan expresamente excluidas las operaciones de gestión de fondos de pensiones, regidas por el Texto Refundido de la Ley de Regulación de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre, que estarán reservadas a las entidades gestoras de fondos de pensiones.

– Operaciones tontinas: aquellas que lleven consigo la constitución de asociaciones que reúnan partícipes para capitalizar en común sus aportaciones y para repartir el activo así constituido entre los supervivientes o entre sus herederos.

Riesgos complementarios:

Las entidades autorizadas para operar en el ramo de vida podrán cubrir como riesgos complementarios los comprendidos en el ramo de accidentes y en el ramo de enfermedad, siempre que concurran los siguientes requisitos:

a) Que estén vinculados con el riesgo principal y sean complementarios de este.

b) Que se refieran al objeto cubierto contra el riesgo principal.

c) Que estén garantizados en un mismo contrato con éste.

d) Cuando el ramo complementario sea el de enfermedad, que éste no comprenda prestaciones de asistencia sanitaria.

ramo (line of insurance; line of business)

Conjunto de modalidades de seguro relativas a riesgos de características o naturaleza semejantes. En este sentido se habla de ramo de vida, ramo de automóviles, ramo de incendios, etc.

La clasificación de los riesgos en ramos es un instrumento fundamental para establecer la homogeneidad cualitativa de los mismos.

En España, a efectos de conceder la autorización administrativa para realizar operaciones de seguros, la clasificación legal de ramos a tener en cuenta es la siguiente:

I. Ramos distintos al de vida

Los seguros distintos al de vida se clasifican en los ramos que a continuación se indican:

1. Accidentes: comprende las siguientes modalidades:

a) Prestaciones a tanto alzado.

b) Prestaciones de indemnización.

c) Mixta de ambos.

d) Cobertura de ocupantes de vehículos.

2. Enfermedad (comprendida la asistencia sanitaria).

Las prestaciones en este ramo pueden ser:

a) Prestaciones a tanto alzado.

b) Prestaciones de reparación.

c) Mixta de ambos.

3. Vehículos terrestres (no ferroviarios): incluye todo daño sufrido por vehículos terrestres, sean o no automóviles, salvo los ferroviarios.

4. Vehículos ferroviarios: Comprende todos los daños sufridos por los vehículos ferroviarios.

5. Vehículos aéreos: comprende todos los daños sufridos por las aeronaves.

6. Vehículos marítimos, lacustres y fluviales: comprende todos los daños sufridos por buques, embarcaciones y cualquier otra clase de artefactos flotantes.

7. Mercancías transportadas: comprendidos los equipajes y demás bienes transportados.

8. Incendio y elementos naturales: incluye todo daño sufrido por los bienes (distinto de los comprendidos en los ramos 3, 4, 5, 6 y 7) causado por incendio, explosión, tormenta, elementos naturales distintos de la tempestad, energía nuclear y hundimiento de terreno.

9. Otros daños a los bienes: incluye todo daño sufrido por los bienes (distinto de los comprendidos en los ramos 3, 4, 5, 6 y 7) causado por el granizo o la helada, así como por robo u otros sucesos distintos de los incluidos en el ramo 8.

10. Responsabilidad civil en vehículos terrestres automóviles: comprendida la responsabilidad del transportista.

11. Responsabilidad civil en vehículos aéreos: comprendida la responsabilidad del transportista.

12. Responsabilidad civil en vehículos marítimos, lacustres y fluviales: comprendida la responsabilidad civil del transportista.

13. Responsabilidad civil en general: comprende toda responsabilidad distinta de las mencionadas en los ramos 10, 11 y 12.

14. Crédito: comprende las pérdidas pecuniarias derivadas de:

a) Insolvencia general.

b) Venta a plazos.

c) Crédito a la exportación.

d) Crédito hipotecario.

e) Crédito agrícola.

15. Caución (directa e indirecta).

16. Pérdidas pecuniarias.

17. Defensa jurídica.

18. Asistencia.

19. Decesos.

En los seguros distintos del de vida, la autorización administrativa puede comprender simultáneamente varios ramos, en cuyo caso se utilizarán las siguientes denominaciones:

– Accidentes y Enfermedad: ramos 1 y 2.

– Seguro de Automóvil: ramos 3, 7 y 10.

– Seguro Marítimo y de Transporte: ramos 4, 6, 7 y 12.

– Seguro de Aviación: ramos 5, 7 y 11.

– Incendio y otros daños a los bienes: ramos 8 y 9.

– Responsabilidad Civil: ramos 10, 11, 12 y 13.

– Crédito y Caución: ramos 14 y 15.

– Seguros Generales: todos los ramos.

La entidad aseguradora que obtenga una autorización para un riesgo principal perteneciente a un ramo o a un grupo de ramos podrá, asimismo, cubrir los riesgos comprendidos en otro ramo sin necesidad de obtener autorización para dichos riesgos, cuando estos estén vinculados al riesgo principal, se refieran al objeto cubierto contra el riesgo principal y estén cubiertos por el contrato que cubre el riesgo principal, siempre que para la autorización en el ramo al que pertenezca el riesgo accesorio no se requieran mayores garantías financieras previas que para el principal, salvo, en cuanto a este último requisito, que el riesgo accesorio sea el de responsabilidad civil cuya cobertura no supere los límites que reglamentariamente se determinen.

No obstante, los riesgos comprendidos en los ramos 14, 15 y 17 no podrán ser considerados accesorios de otros ramos, salvo el ramo 17 (defensa jurídica), que, cuando se cumplan las condiciones exigidas en el párrafo anterior, podrá ser considerado como riesgo accesorio del ramo 18 si el riesgo principal sólo se refiere a la asistencia facilitada a las personas en dificultades con motivo de desplazamientos o de ausencias del domicilio o del lugar de residencia permanente, y como riesgo accesorio del ramo 6 cuando se refiera a litigios o riesgos que resulten de la utilización de embarcaciones marítimas o que estén relacionados con dicha utilización.

El seguro directo sobre la vida se incluirá en un solo ramo, el ramo de vida, con el ámbito de todos los ramos del seguro directo sobre la vida enumerados en las directivas comunitarias reguladoras de la actividad del seguro directo sobre la vida.

II. Ramo de vida

El ramo de vida comprenderá:

a) El seguro sobre la vida, tanto para caso de muerte como para caso de supervivencia o ambos conjuntamente, incluido en el de supervivencia el seguro de renta; el seguro sobre la vida con contraseguro; el seguro de «nupcialidad», y el seguro de «natalidad». Asimismo, comprende cualquiera de estos seguros cuando estén vinculados con fondos de inversión.

b) Las operaciones de capitalización del artículo 3.1.b) establecidos en la Ley.

c) Las operaciones de gestión de fondos colectivos de jubilación y de gestión de operaciones tontinas. Se entenderá por:

– Operaciones de gestión de fondos colectivos de jubilación: aquellas que supongan para la entidad aseguradora administrar las inversiones y, particularmente, los activos representativos de las reservas de las entidades que otorgan prestaciones en caso de muerte, en caso de vida o en caso de cese o reducción de actividades. También estarán comprendidas tales operaciones cuando lleven una garantía de seguro, sea sobre la conservación del capital, sea sobre la percepción de un interés mínimo. Quedan expresamente excluidas las operaciones de gestión de fondos de pensiones, regidas por el Texto Refundido de la Ley de Regulación de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre, que estarán reservadas a las entidades gestoras de fondos de pensiones.

– Operaciones tontinas: aquellas que lleven consigo la constitución de asociaciones que reúnan partícipes para capitalizar en común sus aportaciones y para repartir el activo así constituido entre los supervivientes o entre sus herederos.

Riesgos complementarios:

Las entidades autorizadas para operar en el ramo de vida podrán cubrir como riesgos complementarios los comprendidos en el ramo de accidentes y en el ramo de enfermedad, siempre que concurran los siguientes requisitos:

a) Que estén vinculados con el riesgo principal y sean complementarios de este.

b) Que se refieran al objeto cubierto contra el riesgo principal.

c) Que estén garantizados en un mismo contrato con éste.

d) Cuando el ramo complementario sea el de enfermedad, que éste no comprenda prestaciones de asistencia sanitaria.