La organización Die Arche ofrece un desayuno diario gratuito a los niños de su escuela. El proyecto nace por la necesidad detectada, por la que, en muchas familias una comida caliente compartida no está incluida en la rutina establecida.