Proyectos Sociales en Ecuador

Manabí mejora el aprendizaje y el refuerzo educativo de niños y niñas en Ecuador

Potenciar el rendimiento escolar de niños y niñas de 4 a 12 años y mejorar su entorno sociosanitario

 
Potenciar el rendimiento escolar de niños y niñas de 4 a 12 años y mejorar su entorno sociosanitario

Inicio > Acción Social > Proyectos > Proyectos Internacionales > Ecuador > Manabí mejora el aprendizaje y el refuerzo educativo de niños y niñas en Ecuador

Proyecto vigente

La provincia de Manabí es la tercera más poblada de Ecuador. Actualmente, atraviesa una profunda crisis económica y social, con un 69,5% de la población rural en situación de extrema pobreza. Dada la estructura social y económica de la región, y del país en general, las mujeres son las más afectadas.

Aunque la atención educativa ha mejorado en los últimos años, la atención sanitaria aún es escasa e influye mucho en la calidad de vida de los habitantes: la población ha de invertir muchos recursos económicos en la curación de enfermedades que, en otras condiciones de vida, serían evitables.

La iniciativa de la Asociación Manabí interviene sobre dos aspectos fundamentales en la vida de los niños y niñas de la región: la mejora de su educación y de su entorno sociosanitario.

El refuerzo educativo se lleva a cabo a través del trabajo de 30 maestras pertenecientes a la Organización de Mujeres de Santa Marta, que cuentan con experiencia organizativa y en trabajos comunitarios y que colaboran con la Asociación Manabí. Se trabaja para mejorar la escritura, lectura, y otras habilidades necesarias que desarrollen las capacidades intelectuales de los menores.

También se abordan de forma integral y transversal, las causas y condiciones socio sanitarias que afectan a la salud de la población escolar. En esta época de pandemia es especialmente importante preparar a los niños y niñas para que sean capaces de enfrentarse a situaciones tan desafiantes como las que han aparecido debido a la COVID-19.

Fundación MAPFRE respalda y apoya este trabajo que, además, pone especial énfasis en adaptar medidas de prevención y de protección a través de la formación al profesorado, en protocolos de actuación para la prestación de los primeros auxilios a niños y niñas (RCP). De esta manera, las aulas se podrán convertir en un importantísimo sistema de vigilancia y concienciación epidemiológica capaz de influir en su entorno más próximo.