X

Gleizes, Albert

Nacimiento: París, 1881

Fallecimiento: Aviñón, 1953

Descripción:

Empezó trabajando como aprendiz en la industria paterna de diseño de tejidos, labor que abandonó con diecinueve años para dedicarse a la pintura, comenzando de forma autodidacta bajo la influencia de Cézanne. Elemento activo en la vanguardia artística parisina, fue uno de los fundadores del Salon d’Automne. La influencia de Le Fauconnier y Metzinger le llevó a un estilo simplificado en torno a 1908. Participó en el Salon des Indépendants y expuso con sus amigos cubistas en 1911. Su destacado papel en el cubismo incluye su importante labor como teórico del movimiento: en 1912, junto a Metzinger, publicó Du Cubisme. Sus obras se expusieron también en el Salon de la Section d’Or, fundado ese año por Jacques Villon.

Movilizado en 1914 para participar en la Primera Guerra Mundial, se encargó, junto con otros artistas, de organizar entretenimientos culturales para las tropas. En 1915, junto a su esposa, Juliette Roche, embarcó hacia Nueva York, donde coincidió con Duchamp y Picabia, con quienes expuso en las Bourgeois Galleries. Fiel al cubismo, Gleizes no siguió a sus colegas en el inicio de la aventura dadá. Su estilo se fue simplificando hacia la abstracción del cubismo sintético, con sus radicales planos de color y su esquematización geométrica. En 1916, en Barcelona, colaboró con la revista de Picabia, 391, e hizo su primera exposición individual en las Galeries Dalmau. Viajó luego de nuevo a Nueva York y, finalmente, regresó a París en 1919, donde la escena del cubismo había cambiado radicalmente.

Durante la década de los veinte, influido por Picabia y Léonce Rosenberg, así como por una corta experiencia pedagógica, sus composiciones se centraron en “traslaciones” y “rotaciones” de las figuras geométricas, método fundamental en la composición de sus “cuadros-objeto”.

En 1926 los Gleizes se trasladaron a Sablons, donde en su casa, llamada Moly-Sabata, el pintor instaló una pequeña colonia de artistas y artesanos deseosos de sustraerse a la influencia de la producción industrial. En 1931 se incorporó al grupo Abstraction-Création.

Desde mediados de los treinta y hasta el final de su vida, Gleizes retomó la figuración. Después de la guerra trató de representar los temas cristianos según la estética cubista. Unos años después colaboró con Robert DelaunayFernand Léger y Léopold Survage en los murales para la Exposición Internacional de París de 1937. Al año siguiente trabajó con Jacques VillonRobert y Sonia Delaunayen la decoración del Salon des Tuileries. En 1939 se mudó a Saint-Rémy-de-Provence y se dedicó a la pintura de murales sacros. En esa época realizó varios aguafuertes sobre los Pensamientos de Pascal, distintos escritos teóricos y el fresco para capilla de Les Fontaines en Chantilly. Una importante retrospectiva de su obra se celebró en Lyon en 1947.

Noemi de Haro