X

Klimt, Gustav

Nacimiento: Viena, 1862

Fallecimiento: Viena, 1918

Descripción:

Se formó en la Escuela de Artes y Oficios del Museo Austriaco de Arte e Industria, paso que siguieron sus hermanos Ernst y Georg. En 1883, después de haber decorado ya algunos palacios vieneses, los tres hermanos y su compañero de estudios, Franz Matsch, fundaron la Künstlerkompagnie (Compañía de Artistas). En 1886 les asignaron su primer gran encargo: la decoración de las dos escaleras del Burgtheater vienés. Ernst Klimt y su padre murieron en 1892, lo cual no sólo motivó la disolución de la Künstlerkompagnie, sino que dejó a Gustav a cargo de su madre, una hermana soltera, su cuñada y su sobrina.

El estilo de Klimt, que había seguido el camino académico que correspondía a su formación, fue haciéndose cada vez más personal. En 1894, el rectorado de la Universidad de Viena encomendó a Matsch y Klimt las pinturas del aula magna. Las tres obras de Klimt, FilosofíaMedicina y Jurisprudencia, serían consideradas pornográficas. En 1897, Klimt y otros artistas abandonaron la Asociación de Artistas Plásticos de Viena, cuya postura artística criticaban. El objetivo de esta secesión era reformar la vida artística e internacionalizar el arte austríaco. Sus exposiciones tuvieron lugar en el edificio proyectado por Joseph Maria Olbrich, sobre cuya puerta una inscripción rezaba: “a cada época su arte, al arte, su libertad”. En 1898 apareció el primer número de la revista de la Sezession, Ver Sacrum. En 1902 tuvo lugar la exposición dedicada a Beethoven, en la que la escultura de Max Klinger fue rodeada por el célebre friso pintado por Klimt.

La figura humana especialmente la de la mujer ocupa la mayor parte de las obras de Klimt, si bien también realizó paisajes durante sus veraneos en el Attersee con la familia de la diseñadora Emilie Flöge, su compañera. A principios de siglo, el oro fue abriéndose paso en sus pinturas. Su labor en la decoración del palacio Stoclet, entre 1904 y 1911, es una de sus piezas más características del período.

En 1905, Klimt renunció al encargo de las pinturas para la universidad, devolvió todo el dinero percibido y las recuperó para “volver a la libertad”. Ese mismo año, un nuevo grupo en torno a Klimt, preocupado por la importancia de la artesanía, se separó de la Sezession, en oposición a su objetivo único de mostrar cuadros en las exposiciones. Organizaron su primera exhibición en 1908 y en sus actividades prestaron apoyo a artistas emergentes, como Oskar Kokoschka o Egon Schiele. En 1911, Klimt fue a Roma, donde recibió el primer premio de la Muestra Internacional de Arte. En 1912 se convirtió en presidente de la Federación Austriaca de Artistas y en 1917 fue nombrado miembro de honor de la Academia de Bellas Artes de Viena.

Noemi de Haro