X

Klee, Paul

Nacimiento: Münchenbuchsee, Suiza, 1879

Fallecimiento: Muralto, Suiza, 1940

Descripción:

Aunque Klee decidió estudiar pintura, no abandonó nunca su pasión por la música, herencia de su entorno familiar. Se trasladó al efervescente ambiente cultural a Múnich y pronto logró ingresar en la clase de Franz Stuck, en la Academia de Arte. Después de tres años de estudio viajó durante un año por Italia.

Entre 1903 y 1906 vivió de nuevo en Berna. Las estampas que realizó entonces, en las que se advierte una fuerte influencia del simbolismo satírico de artistas como Ensor o Beardsley, marcaron un cambio en su forma de acercarse a la creación artística. Aunque la diversidad formal y técnica caracterizó sus obras de la primera década del siglo XX, poco a poco, el color se fue revelando como uno de los elementos fundamentales en su creación.

En 1906 volvió a Múnich para casarse con la pianista Lily Stumpf. En 1910 se celebró en el Kunstmuseum de Berna su primera exposición, que se trasladó después a Zúrich, Wintertur y Basilea. En esa época conoció a KubinMackeKandinsky y Marc. En 1912 escribió sobre la exposición de Der Blaue Reiter y participó en la segunda exhibición del grupo. Por aquel entonces, su obra se relacionaba con la pintura de Robert Delaunay, al que había conocido en París.

En el desarrollo de su trabajo con la luz y el color fue determinante su viaje a Túnez en 1914; en comunión con la naturaleza, sus pinturas abandonaron la reproducción del natural para centrarse en el poder evocador. Los dibujos, acuarelas y gouaches realizados entre 1917 y 1920 supusieron la definición temática y simbólica de su obra. Sus figuras pasaron a ser alegóricas y los textos que componían muchas de sus creaciones indagaban sobre la producción del sentido empleando pautas vinculadas a la polifonía musical y a lo oriental.

Tras la Primera Guerra Mundial, Klee alcanzó un éxito considerable. En 1920 fue nombrado maestro de la Bauhaus en Weimar. Sus teorizaciones pedagógicas de la época son muy significativas, y en esta década su repertorio pictórico se fue consolidando; si la luz y el color protagonizaban sus óleos ygouaches, sus acuarelas introducían la transparencia para evocar el mundo bajo una mirada nueva, asociando elementos cotidianos de forma insólita.

En 1930 se hizo cargo de la clase de pintura de la Academia Prusiana de Arte de Düsseldorf. Pero en 1933, tras tener que solicitar la documentación que acreditara su origen ario, fue suspendido en sus funciones como profesor. Poco después, él y su familia se trasladaron a Berna. A partir de entonces, los signos lineales, espesos y monocromos, fueron los protagonistas en su pintura. En 1937, una de sus obras fue incluida en la exposición Entartete Kunst (Arte degenerado). En los años siguientes expuso en Nueva York y en París. En 1940, unos meses antes de ser ingresado a causa de la esclerodermia que sufría desde 1935, se celebró su gran exposición en la Kunsthaus de Zúrich.

Noemi de Haro