A mi hijo no le gustan la leche ni el yogur. ¿Le faltará calcio? ¿Qué otros alimentos ricos en calcio puede tomar?

Para asegurar el crecimiento adecuado, es necesario, en primer lugar, tomar un aporte adecuado de calcio -se calculan aproximadamente 20 gramos de calcio por centímetro de talla-; en segundo lugar, es muy importante asegurar una ingesta de calcio adecuada para alcanzar el llamado “pico de masa ósea”, que podríamos entender como el máximo peso o masa ósea que consigue un individuo, cifra que suele obtenerse en la segunda década de la vida. Por lo tanto, los lácteos son fundamentales en niños y adolescentes en fase de crecimiento. Si no se alcanza este “pico de masa ósea", existirá en el futuro un mayor riesgo de sufrir osteoporosis y fracturas en la etapa adulta. Alimentos ricos en calcio que pueden sustituir a los lácteos son: sardinas, nueces, avellanas, toda clase de quesos, higos, helados, legumbres, frutos secos en general, langosta, huevos… Cualquier alternativa es buena para ingerir la cantidad diaria estipulada de calcio, que se sitúa en torno a 1.300 miligramos diarios en niños en edad de crecimiento; pero no debe sobrepasarse esta cantidad para evitar problemas de cálculos renales. La ingesta de calcio adecuada en la infancia y la adolescencia es básica para asegurar un buen crecimiento y fortaleza ósea, porque es en esta etapa cuando se adquiere la masa ósea final.

Dr. Alfonso Pérez. CAPSE Hospital Clínico de Barcelona e ICE Salud