Los adolescentes y jóvenes con cáncer de Costa Rica no están solos

El proyecto Daniel proporciona ayuda y apoyo a 380 jóvenes que luchan contra el cáncer y otras enfermedades crónicas

El proyecto Daniel proporciona ayuda y apoyo a jóvenes que luchan contra el cáncer y otras enfermedades crónicas El proyecto Daniel proporciona ayuda y apoyo a jóvenes que luchan contra el cáncer y otras enfermedades crónicas

Los adolescentes y jóvenes que padecen cáncer no pueden ser tratados como adultos. En sus ingresos hospitalarios necesitan un entorno especial en el que encuentren apoyo, compañía y puedan sentirse como en familia. El proyecto Daniel ha dado grandes pasos en esta dirección y, desde 2010, ha conseguido que en tres de los cuatro hospitales en los que se trata el cáncer en el país ya haya un espacio específico para los adolescentes y jóvenes que son ingresados para luchar contra esta enfermedad.

El hecho de encontrarse rodeados de pacientes de su misma edad hace que se creen relaciones de amistad e incentiva la participación en las actividades recreativas. El objetivo es que los 380 jóvenes que reciben el apoyo de la organización no pierdan la esperanza ni las ganas de vivir, que no se depriman.

Además la asociación se ocupa de las familias más necesitadas, ayudándoles en la compra de las medicinas, con los gastos del transporte a los centros donde se aplican los tratamientos y con las necesidades alimenticias que puedan tener.

Pero las actividades de la asociación no acaban en el ámbito hospitalario. También se ocupan de educar en los colegios donde hay jóvenes diagnosticados con cáncer para que los compañeros sepan lo que es esta enfermedad y, sobre todo, para prevenir conductas de bullying hacia los pacientes cuando se reincorporan a la escuela después de haber estado hospitalizados.

A lo largo de los años, se han creado fuertes vínculos entre los voluntarios, los pacientes, sus padres y sus familiares. Todos ellos forman parte hoy de la gran familia del proyecto Daniel. En Costa Rica, gracias a esta asociación, los jóvenes con cáncer ya no están solos.