Un lugar para que niñas y adolescentes de Guayaquil rehagan su vida

El Proyecto Trabajando para un futuro ofrece a menores vulneradas asistencia psicológica para recuperarse de los traumas vividos

El Proyecto Trabajando para un futuro ofrece a menores vulneradas asistencia psicológica para recuperarse de los traumas vividos El Proyecto Trabajando para un futuro ofrece a menores vulneradas asistencia psicológica para recuperarse de los traumas vividos

Mejorar la autoestima, aliviar la ansiedad y reducir el estrés son algunos de los objetivos del área de atención psicológica y social de la Fundación Sor Dominga Bocca, un refugio al que niñas y adolescentes en medida de acogimiento llegan con sus derechos vulnerados, con escasa autoestima y con cuadros ansioso depresivos.

En el albergue, las menores encuentran un hogar, alimentación, atención médica y el cariño que no encontraron en sus ámbitos familiares. Y lo más importante, restablecen su situación emocional.

Además, se trabaja para lograr que, cuando haya algún familiar adulto que se pueda hacer cargo, se rehagan los vínculos familiares resolviendo la situación por la que se produjo el acogimiento institucional. En algunos casos, el vínculo familiar se consigue reunificando a hermanos dispersos en distintas instituciones. Y en otros, en los que es imposible, se trabaja para reforzar la autonomía y la independencia de las niñas y adolescentes para que se empoderen de su vida y tengan habilidades para afrontar su futuro.

El proyecto Trabajando para un futuro, que se desarrolla con el apoyo de Fundación MAPFRE, ofrece desarrollo integral a diecinueve niñas y se trabaja con 11 familias. Psicólogas y asistentes sociales ofrecen terapias individuales y de grupo, talleres, conferencias y formación, para que las menores consigan canalizar la ira y la frustración provocada por el abuso y el maltrato y superen la inseguridad y la falta de autoestima.