Salir de la pobreza en la colonia Monte Albán, en Oaxaca

El programa Acompañando a una Generación trabaja para transformar a toda la comunidad

El programa Acompañando a una Generación trabaja para transformar a toda la comunidad El programa Acompañando a una Generación trabaja para transformar a toda la comunidad

En la provincia de Oaxaca 62 de cada 100 personas se encuentran en situación de pobreza multidimensional, es decir, la que afecta a todos los planos de la vida. No hay oportunidades y la población carece de recursos y de los derechos que dan acceso al capital físico, humano y social.

La Colonia Monte Albán es una de las comunidades más pobres de Oaxaca. Aquí el 30% de la población carece de recursos, el 26% en pobreza moderada y el 4.4% en pobreza extrema. La falta de medios de las familias, en su mayoría numerosas, impacta negativamente en el desarrollo de los niños y los jóvenes, y la consecuencia inmediata es la aparición de problemas como la malnutrición, la deserción escolar, el consumo de sustancias nocivas, la integración en pandillas y/o los embarazos no deseados.

El proyecto Acompañando a una Generación, que lleva adelante CESAL junto a la asociación Crecemos DIJO, tiene el objetivo de impulsar el desarrollo humano de las niñas, los niños y las familias que viven en esta comunidad tan golpeada por la marginación, la vulnerabilidad y la pobreza. Con esta iniciativa se beneficia a 150 niñas, niños y jóvenes desde los 6 meses de edad hasta los 17 años.

Las tres líneas de intervención de este programa de atención integral son:

  • Desarrollo infantil Temprano. Para potencializar las habilidades físico-cognitivas de las niñas y niños de 0 a 5 años se organizan actividades como la estimulación temprana y psicomotricidad, y se trabaja con las madres/padres de los menores para potenciar la adquisición de hábitos saludables.
  • Socio-educativo. Para estimular el desarrollo educativo de los niños y jóvenes se proponen actividades, como clases de escritura creativa y uso de ordenadores, que potencien su aprendizaje y sus habilidades tecnológicas.
  • Nutrición. El propósito de este programa es garantizar una alimentación nutritiva para los menores así como prevenir y atender los problemas de malnutrición y sus consecuencias asociadas.
En paralelo se trabaja con los padres para que la transformación se produzca también en el seno de las familias. Su implicación hará posible cambiar la realidad de toda la comunidad.