Jóvenes y Seguridad Vial

Aprender a decir no para reducir accidentes

Aprende a decir no ante una situación de riesgo Aprende a decir no ante una situación de riesgo

Las cifras son claras, los accidentes de tráfico son una de las principales causas de muerte en jóvenes entre 15 y 29 años. Pero, ¿cuáles son los motivos que hacen que los jóvenes de todo el mundo lideren las estadísticas de mortalidad en la carretera?

  • La edad en sí misma ya es un factor a tener en cuenta. La juventud, en muchos casos, busca sensaciones sin valorar los riesgos. Eso hace que pongan a prueba los límites.
  • La inexperiencia también juega un papel importante. Los conductores noveles necesitan prestar mayor atención a la conducción, lo que puede suponerles una mayor sobrecarga mental y distracción. Además, ante una situación de peligro tienen más dificultad para controlar el vehículo y tomar las decisiones adecuadas.
  • Su mayor actividad social también influye en la siniestralidad.

De hecho, según el estudio Jóvenes y Seguridad Vial que realizamos en 2017, 9 de cada 10 jóvenes se han subido en alguna ocasión a un coche sin abrocharse el cinturón de seguridad, el 62% de los encuestados admite haber viajado en un vehículo cuyo conductor había bebido alcohol y el 68% alguna vez no se ha puesto el casco en una motocicleta.

Pero, pese a las cifras de siniestralidad vial y la mayor exposición al peligro inherente a la edad, la realidad se muestra positiva. En la ultima década el número de jóvenes fallecidos en incidentes de tráfico ha experimentado una importante reducción gracias a las campañas de seguridad vial, a los menores índices de movilidad y a una mayor conciencia del riesgo.

Si estás entre ese 88% de jóvenes que muestra un nivel de preocupación alto en relación a los siniestros de circulación, te ayudamos a identificar los riesgos a los que te enfrentas a la hora de conducir. A no subestimar los peligros de conducir bajos los efectos de las drogas y el alcohol. Y a decir NO ante cualquier situación que no te parezca segura.

Alcohol y Drogas Alcohol y Drogas

Alcohol y Drogas

El alcohol y las drogas afectan a la conducción desde la primera copa o la primera dosis; incluso el tabaco o los medicamentos pueden ser tu enemigo si tienes que conducir. Te explicamos los efectos y los peligros.

Atención y distracciones Atención y distracciones

Atención y distracciones

Cuando se conduce un vehículo hay que poner la máxima atención en la carretera. Cambiar de emisora, el teléfono móvil o beber agua pueden robar nuestra atención y provocar un accidente. Infórmate.

Normas de circulación Normas de circulación

Normas de circulación

Las normas de circulación no son un capricho de nadie para fastidiar a los conductores. ¿Te imaginas que cada conductor pudiese hacer lo que quisiera? Es fundamental que comprendas que las normas, te parezcan bien o mal, hay que respetarlas.

Estrés, sueño y fatiga Estrés, sueño y fatiga

Estrés, sueño y fatiga

Conducir descansado y tranquilo es la mejor receta para evitar accidentes. Te enseñamos cómo evitar los peligros del sueño, la fatiga y el estrés para que seas un conductor seguro.

Tecnología aplicada a la seguridad Tecnología aplicada a la seguridad

Tecnología aplicada a la seguridad

Los nuevos sistemas electrónicos ayudan a hacer más segura la conducción, pero muchos de ellos se esconden tras unos nombres y unas siglas difíciles de entender, y no todos tienen la misma eficacia. Conoce los nuevos sistemas que multiplican tu seguridad.