El proyecto “Let´s face the need” trabaja con niños y jóvenes para prevenir el abandono escolar. A través de un programa de evaluación, apoyo y seguimiento personalizado, los estudiantes consiguen reconectar con la motivación para seguir con sus estudios, al tiempo que sus familias reciben apoyo y formación para convertirse en el mejor soporte para los jóvenes.