El proyecto Crecemos Juntos pretende mejorar y potenciar la formación de los adolescentes en Milán que viven en condiciones de particular fragilidad escolar y social a través de la puesta en marcha de rutas de aprendizaje, integración social y apoyo a las familias en cuestiones relacionadas con la alimentación y la salud.