Montar en bici en tiempos de pandemia

Toda protección es poca cuando eres un usuario vulnerable

Toda protección es poca cuando eres un usuario vulnerable

Inicio > Blog > Montar en bici en tiempos de pandemia

Seguridad Vial

Te gusta salir a hacer kilómetros en bici, una actividad que aporta multitud de beneficios físicos y psíquicos, mejora la capacidad aeróbica y reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

También te gusta montar en bici por la ciudad. Es un medio de transporte ecológico y barato, y, en estos momentos, además, te facilita el distanciamiento social. Circulando en bici te sientes más protegido ante posibles contagios de la COVID-19.

Pero si en este periodo de confinamiento provocado por la pandemia de COVID-19, o cuando se empiecen a levantar las restricciones a la movilidad, usas la bicicleta para ir a trabajar o durante tu jornada laboral, debes tener claro que, junto a los peatones, los ciclistas sois los usuarios de la vía más vulnerables. Debes extremar las precauciones.

El uso del casco en bicicleta: lo que dice la Ley

Si hablamos del equipamiento imprescindible para montar en bici, más allá de la ropa técnica con colores llamativos para hacerte más visible o de un buen calzado específico, lo fundamental es un buen casco, que ha de ser estar homologado según los criterios de la Unión Europea y ser de la talla adecuada para que se ajuste correctamente a tu cabeza. Cuando vayas a comprar el tuyo fíjate bien en la etiqueta, que es donde están reflejados los detalles técnicos, la homologación, los datos del fabricante y la fecha de caducidad de los materiales con los que está fabricado.

Como medida de seguridad adicional, para evitar contagios te recomendamos que no compartas tu casco con nadie, ni tomes prestado el de otra persona.

Según el Reglamento General de Circulación, si tienes más de 16 años de edad, en ciudad no estás obligado a llevar el casco para circular en bicicleta, pero sí fuera de ella, ya sea en pistas, carreteras, caminos de montaña, etc. Sin embargo, los menores de 16 años sí están obligados a utilizar el casco siempre y en toda circunstancia. La norma tiene algunas excepciones, como rampas ascendentes prolongadas, en condiciones de calor extremo o si hay razones médicas que se puedan acreditar con un certificado.

Pero independientemente de si puedes elegir entre usar el casco o no hacerlo, debes tener presente que toda protección es poca cuando eres un usuario vulnerable y tienes que compartir espacio con el resto de vehículos. Por ello, entre la equipación mínima que es recomendable utilizar para montar en bicicleta, al casco hay que añadir guantes y, para los más pequeños, también protecciones para los codos y las rodillas, aunque no sea obligatorio.

Y además…

  • Antes de una práctica intensa calienta los músculos y haz estiramientos; al acabar, vuelve a realizar ejercicios suaves para relajarlos.
  • Puedes llevar un pasajero, siempre y cuando tú seas mayor de edad y el pasajero tenga menos de siete años y vaya en un asiento adicional homologado.
  • Debes respetar todas las normas de circulación y puedes ser requerido para realizar un control de alcoholemia.
  • Está prohibido conducir y utilizar auriculares conectados a receptores o reproductores de sonido, así como el uso del teléfono móvil y otros dispositivos electrónicos.
  • Si usas mascarilla procura que no interfiera en tu campo de visión. Mantén en todo momento la distancia social de seguridad de entre 1,5 y 2 metros con otras personas.
  • Utiliza la bicicleta en las franjas horarias y circunstancias autorizadas en las distintas fases de la desescalada. Si lo incumples y te paran en un control policial tendrás que presentar un documento que acredite que tu desplazamiento está justificado.
  • Extrema las medidas de higiene si compartes bicicleta con otra persona o utilizas servicios de alquiler.

Usa la bicicleta con cabeza.

Velamos por tu seguridad. Comparte.

#FM_Contigo