Reto social urbano: por un uso sostenible del agua en los hogares

Información, comunicación y concienciación de la ciudadanía para un uso eficiente del agua

Información, comunicación y concienciación de la ciudadanía para un uso eficiente del agua Información, comunicación y concienciación de la ciudadanía para un uso eficiente del agua

Actualmente más del 55% de la población mundial vive en ciudades, siendo muchas las publicaciones que predicen que el número superará los 6 billones de personas en 2050, más de un 66% de la población mundial. Esto hará que, por primera vez en la historia, vivan más personas en las ciudades que en el medio rural. Esta población urbana es responsable de más del 70% del PIB mundial y genera más del 80% del total de los empleos de alto valor añadido.

Este movimiento poblacional, convierte a las ciudades en elementos centrales de interés, dado los numerosos nuevos retos de gestión a los que se enfrentan. Entre estos retos, destacan la alta presión que se ejercerá sobre los limitados recursos naturales como son el agua, la comida y la energía. Estos tres elementos tienen un claro nexus entre sí. A ellos se une el reto de gestión sobre el cambio climático, ya que las ciudades tienen un gran impacto en el mismo, pues a modo de ejemplo, las ciudades consumen el 70% de la energía mundial y producen el 70% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero.

El agua es la única restricción natural a la expansión de las ciudades, y aparece como el único límite natural al crecimiento y desarrollo económico de las mismas. Un mayor desarrollo económico, ligado a una aspiración de mejor calidad de vida y mayor confort por parte de la ciudadanía, implicará un aumento de la demanda de agua. Por lo tanto, se hace imprescindible lograr una “Gestión sostenible del agua urbana” que tenga en cuenta el desarrollo sostenible de las ciudades y el rol del ciudadano en su consecución. Para ello, es necesario construir “capital social”, aumentando los “skills” y conexiones de la gente, tanto entre ellos como con su medio, con distinto grado de profundización y “engagement”. Los proyectos de innovación social son una de las herramientas para lograrlo.

En esta línea de innovación social, es necesario potenciar una mayor educación de la ciudadanía respecto del agua y una mayor comprensión del ciclo integral del agua, que permitan la reducción del consumo de agua potable en los hogares, que en la mayoría de los casos está lejos de la recomendación de sostenibilidad de los 100 litros/habitante/día. Esto es un factor fundamental, especialmente en una situación de cambio climático, con dificultades en la previsibilidad de precipitaciones, ya de por sí cada vez más escasas, y con la agricultura y la industria compitiendo con los hogares sobre el recurso del agua en las ciudades.

Desde el Grupo de Investigación de Ingeniería de Calidad Alimentaria (ETSII-UPM), estamos trabajando en un reto por un “Uso más eficiente y sostenible del agua” en los hogares, que el grupo Suez definió mediante el programa UP4 Solutions, en colaboración con la alianza de universidades tecnológicas UP4 (Universitat Politècnica de Catalunya. Barcelona Tech, Universidad Politécnica de Madrid, Universitat Politècnica de València, Universidad Politécnica de Cartagena).

El objetivo principal es el de impulsar el uso eficiente y sostenible del recurso agua a partir de la información, comunicación y concienciación de la ciudadanía. El proyecto se centra en entender, dentro del ciclo del agua, cuales son los factores, elementos y datos que generan un mayor impacto y entendimiento de los retos en los que nos enfrentamos en cuanto a gestión del recurso agua, pudiendo así generar una reflexión de los hogares hacia un cambio cultural en cuanto a su uso y valorización. Para ello se han definido los siguientes objetivos concretos:

  • Evaluar el grado de conocimiento de consumidores sobre los retos asociados al uso sostenible del agua.
  • Identificación de sus necesidades como consumidores.
  • Determinar y prototipar soluciones que ayuden a concienciar y valorar la sostenibilidad del uso del agua, proponiendo acciones concretas a los consumidores que aborden a la vez parte de sus necesidades.

Esto nos debe ayudar a profundizar en los aspectos que nos permitan relacionar directamente su comportamiento en el día a día, con la sostenibilidad de la gestión integral del agua. De esta manera, se promoverá un cambio de comportamiento de los consumidores, que, junto a los esfuerzos de los gestores del ciclo urbano del agua, llevaría a un uso más sostenible y la mejor protección de los recursos actuales y futuros.

Así pues, se trata de un proyecto con una clara visión “customer centric” (el cliente como centro de todo), que utiliza tecnologías digitales facilitadoras para relacionarnos con el hogar.

Dada esta orientación “human center” dirigida hacia la sostenibilidad, el equipo del proyecto optó por una metodología basada en Design Thinking, que por medio de encuestas, talleres y prototipos “web based”, junto a contadores inteligentes “Smart meters”, permiten una interacción con los hogares para inferir el comportamiento real de los mismos con respecto al agua, sobre todo en aquellos contextos y espacios privados, que requieren alejar cualquier sensación de invasión de la privacidad.

El proyecto aún se está llevando a cabo en una de las empresas participadas por el grupo Suez, en “Aguas de Huelva” con la participación de alrededor de 100 hogares.

*Sobre el autor:
Gustavo Bermejo: Ingeniero Superior de Telecomunicación (UPM). Ingeniero en Organización y Gestión Industrial (UPM). Executive MBA por el IE Business School. Gestor acreditado de I+D+i. Mentor de Entrepreneurship en el IE. Más de 25 años de experiencia en Desarrollo de Negocio, Desarrollo de Producto, Marketing y Ventas.