Los niños de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou cumplen sus sueños

Para ellos no hay barreras suficientemente altas

Los niños de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou cumplen sus sueños Los niños de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou cumplen sus sueños

La Fundación Ana Carolina Díez Mahou lleva trabajando con las familias desde hace casi 9 años y aunque sabemos que no podemos curar las enfermedades de nuestros niños, cualquier pequeño avance, mejora o simplemente su sonrisa, es suficiente motivación para seguir trabajando en lo que hacemos.

"La verdad es que os podríamos contar muchas historias de niños y familias, pero vamos a poner varios ejemplos como el de Paulita, una niña de 4 añitos que lleva con nosotros casi desde que nació, con una enfermedad mitocondrial severa, con asistencia respiratoria y muchos problemas musculares. Sus padres Jota y Miriam son increíbles y grandes luchadores, gracias a ellos y al esfuerzo de Elen, la fisioterapeuta, Mary la musicoterapeuta y Rocio la terapeuta de agua, que trabajan con ella en la Fundación, se ha conseguido el pequeño hito de que pueda dar sus primeros pasos sola. Adrián es otro chaval de 11 años con una enfermedad neuromuscular sin apellido. Maneja su silla de ruedas eléctrica con una increíble soltura pero su gran sueño era jugar al fútbol y de entrada no era posible. Gracias al proyecto que tenemos con la Fundación Real Madrid, desde el año pasado, Adrián está jugando en un equipo de futbol con otros chavales con diferentes capacidades y enfermedades. Sergio tiene ahora 6 años y una hipotonía axial en estudio genético. Es un niño increíble como todos los que día a día tratamos, pero en su caso le costaba mucho centrarse en las terapias que recibe y que le ayudan a mejorar mucho su estado actual. Cuando empezamos el proyecto de terapia con los perros en el 2018 le incluimos en uno de los grupos y hemos conseguido que gracias a los perretes se centré en lo que está haciendo y que toda la ayuda recibida sea mucho más efectiva. Por último, Adri es un chaval de 21 años que lleva con nosotros desde el principio cuando tenía 12. Es muy especial y ha ido rompiendo barreras y dificultades que luego el resto de niños más pequeños de la Fundación han aprovechado. Pero su locura es el piragüismo y con la enfermedad mitocondrial que padece, en principio tenía casi prohibido por los médicos que pudiera hacer este deporte. Gracias a su constancia, esfuerzo (y el de su familia), el apoyo de los terapeutas de nuestra Fundación y sus entrenadores del Club de Piraguismo Aranjuez, no solo ha conseguido como dice él, volver a la normalidad e igualdad que le da cada vez que sumerge la pala en el agua, sino que ha sido ya campeón de España y del Mundo recientemente. Son pequeños héroes de la sociedad como los llamaba su madrina María de Villota y día a día nos enseñan que no hay barreras lo suficientemente altas, sino ganas de vivir".

Y estos casos no son únicos. Desde nuestra Fundación, todos los fisioterapeutas, médicos, psicólogos, terapeutas y demás profesionales y voluntarios trabajan día a día para mejorar su calidad de vida, de forma periódica, continuada, gratuita e individualizada.

La Fundación atiende a más de 200 niños con edades comprendidas entre los 0 y 18 años que sufren principalmente enfermedades mitocondriales y neuromusculares, además de otras enfermedades raras sin diagnóstico. Allí les ayudan con servicios de fisioterapia en sala, terapia en agua, atención psicológica, atención médica, musicoterapia, terapia con perros, asesoramiento genético, asesoramiento jurídico, actividades de ocio, talleres de formación e investigación, entre otras ayudas y actividades.

Desde Sé Solidario apoyamos a la Fundación Ana Carolina Díez Mahou para financiar todos esos tratamientos de las diferentes terapias que componen su Programa Primera Estrella, que mejoran claramente su día a día. Entre todos podemos lograr que Paulita, Adrián, Sergio o Adri, y otros muchos niños como ella potencien al máximo todas las capacidades necesarias para llevar una vida plena y autónoma.