Recuperar la línea después de un embarazo

Recuperar la línea después de un embarazo Recuperar la línea después de un embarazo
  1. Procura ser positiva: recuperar la figura después del embarazo es posible
  2. Después de dar a luz, se considera que los tres primeros meses son los mejores para establecer las rutinas, tanto de alimentación como de actividad física (solo los ejercicios recomendados por la comadrona), que te ayudarán a perder el peso ganado durante el embarazo.
  3. Trata de olvidarte de hacer régimenes salvajes. Intenta seguir una dieta rica en vitaminas, fibra y baja en grasas. Si estás dando el pecho será bueno que bebas mucho líquido.
  4. Acuérdate de la importancia de beber unos dos litros de agua diarios para estar bien hidratada.
  5. El periodo de lactancia contribuye a que la mujer pierda peso, ya que le supone un alto gasto calórico.
  6. Las variaciones de volumen de los senos durante el embarazo y la lactancia pueden afectar a su tersura. Aplicar agua más bien fría sobre esa zona actúa como un tensor y tonificante. Es recomendable evitar los baños de agua muy caliente.. Al finalizar la lactancia puedes optar por las cremas especiales para esta zona.
  7. También es aconsejable que utilices una crema antiestrías y la apliques con suaves masajes cada día en la tripa, las caderas y los glúteos. Te ayudará a recuperar la tersura de la piel.
  8. Procura cuidar tus piernas. Los baños de contraste frío-calor por la mañana seguidos de un drenaje linfático manual y la aplicación de crema que estimule la circulación son muy aconsejables.
  9. Es muy recomendable practicar actividad física de forma gradual. Puedes empezar dedicándole diez minutos al día para ir aumentando el tiempo y la intensidad poco a poco. No te olvides de hacer estiramientos y de hacerlo con cuidado. Después del parto, es aconsejable que esperes medio año para hacer deportes como el tenis o la equitación. Es importante que esperes a recuperar totalmente la tonicidad normal de tu musculatura.
  10. Procura tener paciencia y ser constante con tu actividad física y la dieta. Pero recuerda que hay que dejar que la naturaleza y el tiempo haga el resto. Otra recomendación son las fajas para la barriga que ayudan a mitigar la flacidez.