Superar las molestias digestivas durante el embarazo

Superar las molestias digestivas durante el embarazo Superar las molestias digestivas durante el embarazo
  1. Es muy recomendable adoptar una dieta saludable, que contenga mucha fruta y verdura. Recuerda que la piña natural y el kiwi son dos frutas que facilitan la digestión.
  2. También es aconsejable reducir las grasas. Procura utilizar cocciones sencillas como al vapor o a la plancha, y evitar frituras.
  3. Una buena manera de empezar el día es con una suave infusión de anís verde, comino o anís estrellado y hacer un desayuno suave, ya que contribuye a evitar náuseas y vómitos. Evita siempre consumir sustancias excitantes como la cafeína.
  4. Procura evitar consumir alimentos crudos o poco hechos porque pueden causar infecciones e intoxicaciones como la salmonelosis y la toxoplasmosis. La salmonelosis es una intoxicación producida por la bacteria salmonella que vive en los instestinos de los animales. La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa que se transmite al comer carne cruda que contenga toxoplasma, un organismo que puede afectar al bebé aún no nacido, haciendo que nazca prematuramente. La toxoplasmosis puede causarle al bebé daños oculares, en la piel, los oídos y el sistema nervioso. Así pues, trata de no comer marisco crudo, huevos crudos o poco hechos, carne cruda, etc.
  5. Durante el primer trimestre de embarazo, es muy recomendable que ingieras alimentos en pequeñas cantidades y de forma frecuente: cada 2 o 3 horas.
  6. Los alimentos sólidos o espesos y las comidas frías o a temperatura ambiente se toleran mejor que los líquidos y las comidas calientes.
  7. Durante el segundo trimestre de embarazo, es conveniente que sustituyas el arroz blanco y los productos a base de harinas blancas por productos integrales y ricos en fibra, ya que te ayudarán a prevenir el estreñimiento, a reducir el colesterol y la hipertensión. Es aconsejable que tomes cereales integrales, arroz y pan integral; así como verduras, frutas y legumbres, porque además de ser más beneficiosas para la salud serán un aliado para hacer una buena digestión, controlar el peso y la diabetes.
  8. Durante el embarazo, procura beber entre 2 litros y medio y 3 litros diarios de líquido (agua, jugos de frutas, de verduras…). Los líquidos influyen en la regulación de la temperatura corporal y son esenciales para los procesos fisiológicos de la digestión y absorción y eliminación de desechos metabólicos, así como para el aparato circulatorio. Además son fundamentales para el desarrollo del embarazo y la correcta formación del bebé.
  9. Durante el tercer y último trimestre de embarazo, aparece la acidez. Para aliviar sus síntomas, procura comer despacio y en porciones pequeñas. Si la acidez es muy intensa, es aconsejable que consultes con tu ginecológo para saber si deberías tomar algún antiácido.
  10. Es recomendable hacer ejercicios de yoga. Una buena relajación te ayudará a aliviar las molestias digestivas.